Bolivia.- El PP critica la "pasividad" de la diplomacia española cuando Brasil defiende sus intereses "con toda energía"

Actualizado 07/05/2006 17:45:30 CET

Pide que la condonación de deuda o aumento de la ayuda al desarrollo no sean elementos de negociación

MADRID, 7 May. (EUROPA PRESS) -

El secretario de Economía y Empleo del Partido Popular, Miguel Arias Cañete, criticó hoy la "pasividad e impericia" de la diplomacia española tras la nacionalización de yacimientos de hidrocarburos en Bolivia cuando Brasil, por ejemplo, está defendiendo los intereses de sus empresas "con toda energía".

"No ha habido una ofensiva diplomática en toda regla para intentar que los intereses españoles se vieran salvaguardados dentro de la nueva definición de política energética de Bolivia", reprochó el dirigente 'popular'.

En su opinión, el Ejecutivo de José Luis Rodríguez Zapatero tuvo un "error estratégico" en la búsqueda de aliados en política exterior, al demostrarse luego "que no han sido aliados" de España. En segundo lugar, censuró la "pasividad" de la diplomacia española "durante muchos meses" y, sobre todo, tras la visita en enero a Madrid del entonces presidente electo boliviano, Evo Morales, donde ya "advirtió de sus intenciones".

Arias Cañete recordó que España y Bolivia han suscrito un acuerdo bilateral de protección recíproca de inversiones que "sujetan" los procedimientos que tiene nuestro país para peticiones de arbitraje de organismos internacionales.

"Brasil sí que está defendiendo sus intereses con toda energía utilizando las fórmulas jurídicas y de presión que tiene a su alcance y estamos viendo cómo el Gobierno español no está utilizando una energía similar", se lamentó.

A su juicio, el problema surgido en Bolivia con la nacionalización pone de manifiesto que toda la política exterior española ha sido un "solemne fracaso" hasta ahora. "Las alianzas internacionales que ha buscado el señor Rodríguez Zapatero con Fidel Castro, Chávez y Morales se le están volviendo contra él porque claramente hay una estrategia conjunta de Cuba, Venezuela y Bolivia en recursos energéticos e inversiones extranjeras en estos casos", añadió.

DEBILIDAD ESPAÑOLA

El secretario de Economía y Empleo del PP consideró que el Ejecutivo socialista "no ha servido para defender los intereses españoles" ya que ha estado "inactivo" desde que se produjo la visita de Morales a España.

"Esa debilidad española, que se ve a nivel interno cuando se negocia un Estatuto de autonomía, se percibe también a nivel internacional cuando se producen nacionalizaciones sabiendo que hay un Gobierno débil cuya relación va a ser extremadamente débil", manifestó.

Asimismo, hizo hincapié en que la "peor ayuda" que reciben en estos momentos los bolivianos es la de su propio Gobierno debido a la inseguridad jurídica que ha creado con su reciente decisión de nacionalizar los hidrocarburos.

"Al hacer intervencionismo en la economía y nacionalizar, al final a lo que lleva es a que no tenga las inversiones de tecnología que requiere su propio desarrollo y serán los propios bolivianos los que pagarán los excesos de populismo de sus líderes", advirtió.

Eso sí, subrayó que al PP no le gustaría que proyectos concretos de condonación de deuda o ampliación de fondos para ayuda al desarrollo sean "elementos de negociación".

"Estamos hablando de personas que están en unas situaciones económicas dramáticas. Prueba de ello es la inmigración boliviana a España, que se ha triplicado en los dos últimos años. Hemos pasado de casi 30.000 bolivianos a cien mil bolivianos", concluyó.