Bolivia.- El presidente del Comité Cívico de Santa Cruz renuncia al cargo para presentarse a las elecciones de Bolivia

Publicado 30/11/2019 4:20:20CET

MADRID, 30 Nov. (EUROPA PRESS) -

El presidente del Comité Cívico pro Santa Cruz de Bolivia, Luis Fernando Camacho, ha hecho público este viernes su renuncia al cargo para presentarse a las elecciones del país.

"Presidir esta institución es un sueño de toda la vida (...) y anhelé tener esta oportunidad, pero la tengo que abandonar por otro sueño, otro anhelo aún más fuerte: ser presidente de la República de Bolivia", ha indicado Camacho en un comunicado que ha difundido a través de su cuenta de Twitter.

"La consolidación de nuestra democracia no está lograda, tenemos un Gobierno de transición con tareas muy importantes como pacificar el país y proveer las condiciones para unas nuevas elecciones con un Tribunal Supremo Electoral de personas idóneas que den certeza, transparencia y credibilidad", ha agregado.

Asimismo, ha asegurado que se presenta a la presidencia de Bolivia porque quiere que "Evo Morales, Álvaro García Linera y su cúpula de secuaces no vuelvan" a gobernar el país "nunca más y esa aún es una tarea pendiente".

Los representantes de 24 sectores y 288 instituciones al ente cívico han aceptado por unanimidad la carta de Camacho, según ha informado la agencia de noticias boliviana ABI.

Camacho, que impulsó un paro de 21 días para denunciar el supuesto "fraude electoral" cometido en las elecciones generales de Bolivia del 20 de octubre, ya se había mostrado dispuesto a ser el candidato opositor en las nuevas elecciones presidenciales.

La propuesta la lanzó el excandidato presidencial por la Unidad Cívica Solidaridad, Víctor Hugo Cárdenas, que instó a todos los opositores al expresidente Evo Morales a renunciar a sus aspiraciones para dar paso a una candidatura única.

Cárdenas señaló a Camacho y al líder del Comité Cívico de Potosí, Marco Antonio Pumari, como candidatos a presidente y vicepresidente, respectivamente.

"Si el país demanda la dupla, tendremos que sentarnos con los sectores opositores" para tomar una decisión y, "si no es lo mejor para Bolivia, entonces no lo vamos a hacer", contestó Camacho en una rueda de prensa.

Así, Camacho subrayó que no pretende "causar fricción" en la oposición ni "dividir el voto". "Queremos unidad y candidaturas claras", ha aseverado, según informó el diario boliviano 'Página Siete'.

Una eventual candidatura presidencial de Camacho supondría desplazar al expresidente y exvicepresidente Carlos Mesa, que compitió en las últimas elecciones y logró el respaldo de los demás candidatos opositores al ser el segundo más votado, por detrás de Morales, de acuerdo con los resultados oficiales.

Sin embargo, al desvanecerse la posibilidad de celebrar una segunda vuelta entre Morales y Mesa y, con la autoproclamación de Jeanine Áñez como mandataria interina, el excandidato presidencial se ha visto desplazado.

LA CRISIS POLÍTICA EN BOLIVIA

La crisis política en Bolivia se desató tras las elecciones presidenciales del 20 de octubre, en las que el ahora expresidente Evo Morales proclamó su victoria pero la oposición denunció un "fraude gigantesco". La Organización de Estados Americanos (OEA) hizo una auditoría del proceso electoral en la que halló "irregularidades".

Morales dimitió el pasado 10 de noviembre y huyó a México. Jeanine Áñez, segunda vicepresidenta del Senado, se proclamó presidenta interina para llenar el vacío de poder dejado por el antiguo mandatario y la renuncia de otros altos cargos.

Ni Morales ni sus seguidores reconocen a Áñez porque consideran que su estancia en el Palacio Quemado es fruto de un "golpe de Estado".

Áñez promulgó el domingo la Ley de Régimen Excepcional y Transitorio para la realización de las elecciones, norma que prevé que ni Morales ni su exvicepresidente, García Linera, podrán ser candidatos.

Contador

Para leer más