Bolivia.-Repsol YPF insiste en la inociencia de sus directivos pero evita pronunciarse sobre su paradero "por seguridad"

Actualizado 13/03/2006 20:46:40 CET

MADRID, 13 Mar. (EUROPA PRESS) -

Repsol YPF insistió hoy en la inocencia de los principales directivos de su filial en Bolivia (Andina) el español Julio Gavito y el argentino Pedro Sánchez, después de que la Corte Superior de Distrito de Santa Cruz rechazara por "improcedente" el recurso de 'habeas corpus' presentado por los abogados de la petrolera hispano argentina para que se levantara la orden de detención emitida por la Fiscalía, informaron a Europa Press en fuentes de la compañía.

"Nosotros esperamos que se aclare la situación y se ofrezcan todas las garantías jurídicas a Repsol", indicaron las mismas fuentes, que no quisieron precisar el paradero de estos directivos "por cuestiones de seguridad".

La compañía denunció "una violación de normas elementales del proceso y de las garantías de defensa", y consideró "desmedidas" la acciones llevadas a cabo desde la Justicia boliviana. Además, recalcó que "no se ha configurado el delito de contrabando, pues no se ha omitido el pago de tributo alguno".

Repsol YPF también lamentó el "allanamiento de carácter desmedido y espectacular" en su sede en Santa Cruz por parte de las autoridades bolivianas para detener a Gavito y Sánchez, lo que "ha dañado" la imagen de la compañía.

La petrolera confía en que mañana se presenten a declarar el gerente de Relaciones Externas de Andina, Miguel Cirbián, y la jefa del Departamento Jurídico, Selenita Céspedes, que deberán comparecer a las 9.00 horas ante los fiscales José Centenaro, Alberto Cornejo y Angel Alvarez, quienes emitirán órdenes de detención en su contra si no se presentan a declarar.

La citación tiene lugar en el marco de la investigación abierta por la Fiscalía de Santa Cruz por un supuesto caso de contrabando de 230.400 barriles de petróleo por un monto que supera los 9,2 millones de dólares (7,7 millones de euros), y que la semana pasada llevó a las autoridades del Ministerio Público a renovar la orden de detención contra los dos máximos representantes de la compañía.

Estas fuentes quisieron dejar claro que la compañía mantiene su compromiso con el país andino y que continuarán las negociaciones para llevar a cabo proyectos de desarrollo para el sector de hidrocarburos en Bolivia, con el fin de "seguir trabajando en beneficio de la sociedad boliviana".