Bolivia.- Los rivales de Evo Morales no logran un bloque único para enfrentarse al MAS en las próximas elecciones

Publicado 02/02/2020 13:52:28CET
Cumbre por la unidad de los candidatos conservadores a presidir Bolivia
Cumbre por la unidad de los candidatos conservadores a presidir Bolivia - ABI

La antigua oposición pacta funcionar como un solo bloque en el Parlamento para facilitar la gobernabilidad

MADRID, 2 Feb. (EUROPA PRESS) -

Este sábado se ha celebrado el Encuentro Nacional por la Unidad de Bolivia, una cita en la que los rivales políticos del Movimiento Al Socialismo del expresidente Evo Morales han intentado sin éxito forjar un bloque único con vistas a las elecciones del próximo 3 de mayo.

El único acuerdo logrado es que los representantes de las formaciones contrarias a Morales se vuelvan a reunir en un plazo de dos meses para evaluar la marcha de la campaña electoral.

La cita fue convocada por el Comité Pro Santa Cruz, el grupo cívico impulsor de las protestas que culminaron con la salida de Evo Morales del poder el pasado 10 de noviembre tras las presiones de Policía y Ejército. Tras la reunión se presentó un acuerdo de cinco puntos en el que se incluye el compromiso de no hacer guerra sucia y sellar acuerdos para garantizar la gobernabilidad de las alianzas que logren tener representatividad en la Asamblea.

En la reunión estuvieron Jorge 'Tuto' Quiroga por la Alianza Libre 21; Carlos Mesa y Gustavo Pedraza, de Comunidad Ciudadana (CC); Luis Fernando Camacho y Marco Pumari, de Creemos; Chi Hyun Chung, del Frente Para la Victoria (FPV), y Jeanine Añez junto a Samuel Doria Medina, de Juntos.

Quioroga, candidato de Libre 21, aseguró que el encuentro sirve "para recuperar la democracia", pero que la prioridad del próximo gobierno debe ser la economía. "Estoy de acuerdo que generemos unidad en relación a las propuestas, (pero) empezar a unirse por consigna o en función a intereses... para eso yo no soy; yo digo una cosa y la mantengo (...). El año pasado tocó recuperar la democracia, ahora toca recuperar la economía y soy el único que tiene una propuesta", sostuvo.

En el caso de Mesa, dijo que acudía a la cita "para ver si se puede encontrar las respuestas que el país pide" y añadió que acordar un bloque no sería fácil. "Vamos a escuchar lo que plantea el comité, los planteamientos de los otros candidatos. No hay que descartar nada. No es una cuestión fácil. No hay una lógica de decir que esto es automático, pero vamos a hacer los mejores esfuerzos", aseguró.

Una vez iniciado el encuentro, Áñez, autoproclamada presidenta del país tras la renuncia de Morales, confesó haberse sentido "utilizada" durante la transición de gobierno y hasta se declaró ofendida con los comentarios de que fue "empujada" a presentar su candidatura en los comicios.

ACUERDO DE CINCO PUNTOS

Al cabo de seis horas de reunión, los candidatos acordaron la firma de un acuerdo de cinco puntos, entre los cuales se establece organizar un segundo encuentro dentro de dos meses. El primer punto del acuerdo dispone que las organizaciones y alianzas "se comprometen a asegurar que la tiranía y la dictadura no volverán a gobernar Bolivia", en referencia al MAS de Evo Morales.

En segundo lugar, el documento establece que los frentes políticos, "con el fin de asegurar la gobernabilidad del país y recuperar la democracia plena", se comprometen a impulsar un "consenso parlamentario" que garantice una gestión pacífica. El tercer acuerdo manifiesta que las organizaciones y alianzas realizarán "una campaña electoral limpia, pacífica y tolerante".

Los frentes que participen de las elecciones de mayo también se comprometieron como cuarto punto a ser transparentes con los recursos que serán utilizados en sus campañas electorales. Por último, los candidatos acordaron que en un plazo de dos meses, el viernes 3 de abril, se volverán a reunir "para evaluar el desarrollo de la campaña y evitar la dispersión del voto".

ENFRENTAMIENTO CAMACHO-MURILLO

El candidato a la Presidencia por la alianza Creemos, Luis Fernando Camacho, y el ministro de Gobierno, Arturo Murillo, protagonizaron un enfretnamiento durante la cita. Camacho, exlíder del Comité Pro Santa Cruz, acusó a Murillo de presionar a los perseguidos políticos para que no apoyen su candidatura.

"Señora Presidenta (...), usted no debe estar al tanto de que su Gobierno, a través del ministro Murillo, presiona a nuestros presos y perseguidos políticos para que no apoyen a Camacho por sus juicios que tienen pendientes", apuntó Camacho.

Murillo respondió refiriéndose a Mario Cossío y Manfred Reyes Villa. "Voy a mirar a los ojos a mis dos amigos (Cossío y Reyes Villa) y los voy a invitar a que me digan cuándo los he amenazado (...). Yo, señor Camacho, he sufrido persecución política, me he defendido de 17 juicios, y cuando el dictador escapaba, ordenó matar a mi familia", dijo.

Las acusaciones continuaron tras la reunión a través de mensajes en las redes. "Desmiento cobarde acusación, pido a Mario Cossío y a Manfred Reyes Villa digan si alguna vez se los presionó. No grabo, no extorsiono", publicó Murillo en Twitter en referencia a las recientes filtraciones que lo enfrentaron con Pumari, ahora candidato a vicepresidente en su fórmula.

Camacho recurrió a su cuenta en Facebook para asegurar que va a eliminar el "sistema corrupto que responde a los intereses de los políticos de siempre". "Ayer fue Romero, hoy es Murillo. Si no renovamos el Estado ahora, seguiremos siendo víctimas del mismo abuso de siempre. Si no cortamos el problema de raíz, ninguna de las otras propuestas va a funcionar", argumentó.

PACTO PARA LAS ELECCIONES

Evo Morales dimitió el pasado 10 de noviembre en medio de una ola de protestas después de que la Organización de Estados Americanos (OEA) apuntara "irregularidades" en las elecciones presidenciales del pasado 20 de octubre en las que obtuvo su reelección. Tras su dimisión, bajo presión del Ejército, la senadora Jeanine Áñez se autoproclamó presidenta.

Tras la crisis, los partidos políticos bolivianos, incluido el MAS, acordaron celebrar el 3 de mayo elecciones generales para restituir la legalidad constitucional. Evo Morales no podrá concurrir como candidato, pero ejerce el liderazgo del partido y es jefe de la campaña desde su exilio en Argentina.

Contador