Publicado 01/03/2021 06:00CET

Bolivia.- El sector médico de Bolivia amplía la huelga por 15 días más aunque se compromete con la vacunación

23 February 2021, Bolivia, La Paz: Health care workers take part in a demonstration against a law that they say will restrict their right to demonstrate and strike in central La Paz. Photo: Radoslaw Czajkowski/dpa
23 February 2021, Bolivia, La Paz: Health care workers take part in a demonstration against a law that they say will restrict their right to demonstrate and strike in central La Paz. Photo: Radoslaw Czajkowski/dpa - Radoslaw Czajkowski/dpa

MADRID, 1 Mar. (EUROPA PRESS) -

El sector médico de Bolivia, en paro desde el pasado 12 de febrero, ha extendido durante 15 días más la huelga con la que pretenden conseguir la derogación de la Ley de Emergencia Sanitaria aprobada por el Gobierno, mientras que han decidido apoyar la campaña de vacunación contra el coronavirus y reforzar las unidades de emergencia.

El portavoz del Colegio Médico de Bolivia, Cleto Cáceres, ha comunicado este domingo la decisión de ampliar la huelga y ha asegurado que el sector médico seguirá con el paro hasta que la ley no sea derogada.

Cáceres ha leído un comunicado emitido por parte del Consejo Nacional de Salud (Conasa), en el que se han comprometido a "apoyar y reforzar el plan nacional de vacunación masiva hasta agotar las vacunas ofrecidas por el Gobierno, poniéndose a disposición también el sector privado con su infraestructura y organización de salud para que a través de la firma de convenios se pueda también realizar la vacunación masiva en estos establecimientos".

En este sentido, los médicos también se han comprometido a "reforzar los servicios de emergencia y atención de COVID-19 en todo el sistema nacional", recoge el diario local 'La Razón'.

El presidente de Bolivia, Luis Arce, ya exhortó este miércoles a los médicos en huelga que abandonen los paros y se sumen a la campaña de vacunación masiva contra la COVID-19, que comenzó el jueves. Los médicos reclaman la redacción de una nueva Ley de Emergencia Sanitaria que cuente con su aval, pues, a su juicio, la actual atenta contra sus derechos.

La normativa no habría sido consensuada con las organizaciones de trabajadores de la salud, lo que ha abierto un nuevo capítulo al pulso entre médicos y Gobierno, plagado de ultimatums para aprobar una ley sanitaria por parte del oficialismo y de la contraparte, representada por el Consejo Nacional de Salud.

Los trabajadores sanitarios lamentan que esta nueva ley vulnera la Constitución y, además, que no se les haya tenido en cuenta para su elaboración.