Publicado 27/05/2021 13:00CET

Bolivia.-El sector médico de Bolivia suspende el paro programado para este jueves y viernes ante el aumento de contagios

Archivo - Una trabajadora sanitaria atiende a una mujer en La Paz, Bolivia.
Archivo - Una trabajadora sanitaria atiende a una mujer en La Paz, Bolivia. - Radoslaw Czajkowski/dpa - Archivo

MADRID, 27 May. (EUROPA PRESS) -

El Colegio Médico de Bolivia ha anunciado la cancelación de la huelga prevista para este jueves y viernes para presionar al Gobierno para, entre otras cosas, lograr la derogación de la Ley de Emergencia Sanitaria, ante el aumento de contagios de COVID-19 en el país andino.

Según ha explicado el presidente del Colegio Médico, Luis Larrea, las tres organizaciones que encabezan las huelgas que se producen de manera intermitente desde febrero --El Consejo Médico Nacional, el Colegio Médico de Bolivia y la Comisión Nacional de Salud (Conasa)-- han decidido suspender la acción "de manera unánime" por "la preservación de la vida y la salud de los bolivianos".

Larrea, que ha incidido en que la suspensión del paro tiene lugar por la "difícil situación" derivada de la tercera ola de contagios, también ha criticado la respuesta del Ejecutivo al empeoramiento de la situación epidemiológica, al tiempo que ha afirmado que "la vacuna no es la salvación", según ha informado el diario 'La Razón'.

"Exigimos al Gobierno que dé todos los medicamentos, oxígeno, insumos, terapias intensivas y recursos humanos que necesita nuestro país", ha pedido.

El sector sanitario boliviano realiza huelgas desde febrero para presionar al Gobierno para que derogue la Ley de Emergencia Sanitaria, la principal demanda de los médicos.

No obstante, hace una semana informaron de que la revocación de la ley ya no figuraba entre sus demandas, algo que habían decidido con vistas a celebrar un diálogo con el Ejecutivo y superar la crisis, algo que no ha sucedido. Larrea ya advirtió del nuevo paro y responsabilizó al ministro de Salud, Jeyson Auza, de la reactivación de las protestas.

La normativa no habría sido consensuada con las organizaciones de trabajadores de la salud, lo que abrió un nuevo capítulo en el pulso entre médicos y Ejecutivo, plagado de ultimátums por parte del oficialismo y su contraparte, Conasa, para aprobar una ley sanitaria. Reclaman la redacción e un nueva normativa que cuente con su aval ya que, a su juicio, la actual atenta contra sus derechos.

Conasa sí ha incluido entre sus peticiones el abordaje de un plan de contingencia para encarar la tercera ola de contagios de COVID-19 en la nación andina, la vacunación masiva y el aumento de recursos humanos y materiales para los sanitarios.

Contador