Actualizado 08/10/2006 23:19 CET

Bolivia.- Sindicatos bolivianos piden que se juzge al presidente Morales por los recientes enfrentamientos entre mineros

LA PAZ, 8 Oct. (EP/AP) -

La Central Obrera Boliviana (COB) convocó a una marcha para el martes en contra del presidente Evo Morales, a quien se propone iniciar un juicio de responsabilidades por la muerte de 16 personas durante un sangriento enfrentamiento entre mineros.

En declaraciones a radio Panamericana, Montes dijo el domingo que el mandatario mostró "incapacidad" para resolver el conflicto entre mineros estatales e independientes que dejó 16 muertos y 120 heridos de ambos bandos entre el jueves y viernes por la disputa de un rico yacimiento de estaño en Huanuni, 280 kilómetros al sudeste de La Paz.

"El Gobierno debe asumir responsabilidades", afirmó Montes, que también es minero de una empresa estatal de esa población.

"Vamos a levantar un juicio al gobierno central, porque en su debida oportunidad no ha dado solución y, al no dar solución, esas son las consecuencias del distrito minero de Huanuni", había declarado a la prensa el sábado, al anunciar que el juicio será "contra el presidente y algunos ministros".

En declaraciones a la Agencia estatal Boliviana de Información (ABI), el ministro de la Presidencia, Juan Ramón Quintana, demandó prudencia a los dirigentes sindicales y les pidió que más bien contribuyan a la pacificación del país.

Dijo que la COB no debería hacer política "sobre el olor de la pólvora" y anunció que la fiscalía investigará los hechos para procesar a los instigadores del enfrentamiento.

El domingo en Huanuni, los mineros preparaban el entierro de sus muertos en medio de un clima de tensión tras la tregua lograda con mediación de la iglesia católica.

Se espera que el lunes el Gobierno organice un diálogo en La Paz entre las partes en pugna para analizar el conflicto que motivó el choque armado.

El dirigente minero Ever Choque declaró al diario La Razón el domingo, que él llamó en la madrugada del pasado jueves al ministro de Trabajo, Alex Gálvez, y al asesor presidencial Eusebio Gironda para alertarles "que había movimientos para la toma de la Empresa" minera de Huanuni, lo que finalmente se tradujo en el enfrentamiento.

Desde el Chapare, al centro de Bolivia, Morales dijo el sábado que él personalmente promovió una veintena de reuniones entre los dos grupos de mineros para lograr una acuerdo sobre la explotación del yacimiento. "Nunca se han puesto de acuerdo", señaló.

Según el mandatario, la solución ahora está en avanzar en un plan minero y reiteró la intención de su Gobierno de nacionalizar las concesiones mineras en manos de privados que hoy están ociosas.