Publicado 05/05/2020 14:35:58 +02:00CET

Bolivia.- El Tribunal Electoral de Bolivia defiende que su calendario para la votación era el "idóneo"

Protesta en Cochabamba tras las elecciones de 2019
Protesta en Cochabamba tras las elecciones de 2019 - Natan Dvir - Archivo

MADRID, 5 May. (EUROPA PRESS) -

El Tribunal Supremo Electoral (TSE) de Bolivia realizará un análisis técnico y científico sobre la pandemia de coronavirus para determinar cuál es la mejor fecha para convocar las elecciones generales, si bien ha defendido que su propuesta inicial de calendario, rechazado por la Asamblea Legislativa, era el "idóneo".

El órgano electoral había planteado convocar entre el 27 de julio y el 27 de septiembre los comicios que fueron anulados en 2019, en los que la Organización de Estados Americanos (OEA) detectó supuestas "irregularidades" que derivaron en la dimisión del entonces presidente, Evo Morales.

Sin embargo, el Parlamento, controlado por el Movimiento al Socialismo (MAS), ha aprobado una ley que, en contra del criterio del TSE y del Gobierno interino, establece como fecha límite el 3 de agosto, tres meses después del día en que debía haberse celebrado la cita de no haber sido por la pandemia de coronavirus.

El presidente del TSE, Salvador Romero, ha defendido que el órgano consideró que el plan inicial "era el rango idóneo de fechas", pero ha reconocido que la Asamblea Legislativa ha adoptado "una decisión distinta" que no queda más que cumplir. Romero ha explicado que ahora estudiarán cuándo puede celebrarse, informa el diario boliviano 'La Razón'.

La presidenta interina, Jeanine Áñez, candidata a las próximas elecciones, ha acusado al MAS de intentar aprovecharse políticamente del actual escenario y de poner en riesgo la salud de los ciudadanos. Su Gobierno tiene previsto presentar dos recursos ante el Constitucional para modificar la ley promulgada en el Parlamento.

El viceministro de Coordinación y Gestión Gubernamental, Israel Alanoca, ha explicado que los recursos serán presentado por diputados de Unidad Demócrata (UD) y por el propio Ejecutivo, por una parte, para impugnar la sesión donde se aprobó la ley y, por otra, para poner en cuestión que el Legislativo se pueda atribuir poderes que supuestamente competen al TSE, informa la agencia de noticias ABI.

Contador