Publicado 19/08/2021 04:08CET

Bolivia.- La UE acoge el informe del GIEI que califica de "masacres" la represión de Áñez en Senkata y Sacaba

Archivo - Una seguidora de Morales con una bandera whipala durante las manifestaciones en Bolivia
Archivo - Una seguidora de Morales con una bandera whipala durante las manifestaciones en Bolivia - Gaston Brito/dpa - Archivo

MADRID, 19 Ago. (EUROPA PRESS) -

La Unión Europea ha acogido este miércoles el informe del Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI) sobre las protestas en Senkata y Sacaba en noviembre de 2019 que califica de "masacres" las operaciones policiales y militares ordenadas por el gobierno de Jeanine Áñez.

"La Unión Europea saluda la presentación del informe del GIEI y desea que permita avanzar y hacer justicia de forma transparente, implementando sus recomendaciones", ha dicho la representación de la UE en Bolivia en su cuenta de Twitter.

"La dignidad de las víctimas debe ser reconocida con la reparación integral que se plantea en el documento", ha añadido. Asimismo, ha considerado el informe como "una herramienta más para lograr la reconciliación de Bolivia".

Por último, ha reiterado "su apoyo a toda iniciativa que contribuya a la convivencia pacífica y al diálogo entre los bolivianos".

El GIEI, organismo creado a través de un acuerdo de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) y el nuevo Gobierno del presidente, Luis Arce, ha señalado en un informe publicado que "las fuerzas de seguridad reaccionaron con uso desproporcionado de violencia".

Este "uso desproporcionado de la fuerza", señala el grupo de expertos, es responsable de la muerte de diez personas, así como de los daños y heridas en al menos otras 78 y ha subrayado que pese a que las Fuerzas Armadas y la Policía siempre han negado el uso de armas letales, "las evidencias recabadas indican que los disparos con armas de fuego se originaron de sus tropas".

Durante las semanas que siguieron la renuncia de Morales y a la autoproclamación de Áñez como presidenta interina, se produjeron fuertes protestas y movilizaciones contra estos dos episodios, con las masacres de Sacaba, en La Paz, y Senkata como episodios más funestos, en los que murieron fruto de la represión del Ejército y la Policía una veintena de personas y cerca de 200 resultaron heridas.

Contador