Bolivia.- El vicepresidente de Bolivia dice que la Fiscalía tiene pruebas de los planes para atentar contra Morales

Actualizado 18/01/2011 17:41:40 CET

LA PAZ, 18 Ene. (EUROPA PRESS) -

El vicepresidente de Bolivia, Álvaro García Linera, ha asegurado que la Fiscalía General tiene en su poder pruebas documentales que sustentan las investigaciones sobre los supuestos planes para asesinar al presidente Evo Morales y llevar adelante una "conspiración separatista" entre 2008 y 2009.

García Linera se refirió así al vídeo que ha sido divulgado y en el que aparecen dos ex funcionarios del Ministerio de Gobierno entregando dinero a Ignacio Villa Vargas, alias 'El Viejo', testigo clave en el caso de la célula terrorista desactivada en 2009, para que abandone Bolivia.

"La justicia deberá determinar la procedencia de la grabación, todo lo relacionado con el hecho, pero eso no puede poner en duda ni afectar las pesquisas en marcha sobre la conspiración separatista de que fue víctima Bolivia", ha dicho este lunes el vicepresidente desde La Habana, donde asiste a la entrega de la edición número 52 del Premio Literario Casa de las Américas.

Para la oposición a Morales, el vídeo --en el que se muestra a Villa Vargas recibiendo 31.500 dólares (23.430 euros)-- demuestra que el Gobierno fue el que montó la supuesta célula terrorista desactivada en abril de 2009 tras el asesinato de su líder, Eduardo Rózsa Flores, un boliviano-croata que combatió en la Guerra de los Balcanes.

Las declaraciones de 'El Viejo' han sido fundamentales para las investigaciones sobre los complots contra el Gobierno de Morales por ser una de las personas cercanas al grupo conspirador. Según sus testimonios, en esos planes estuvieron implicados los empresarios Branko Marinkovic y Guido Nayar, varios militares retirados, más de una decena de líderes cívicos y hasta el opositor gobernador de Santa Cruz, Rubén Costas, todos ellos al servicio de Rózsa Flores.

El Gobierno, en cambio, ha asegurado que la divulgación de estas imágenes por los medios de comunicación buscan entorpecer las investigaciones. "Más de una veintena de declaraciones, incluidas las de varios mercenarios reclutados en el extranjero, y distintos documentos en manos de la Fiscalía confirman la magnitud de la conspiración", ha insistido García Linera en declaraciones citadas por la agencia Prensa Latina.

"Tenían la idea de crear conflictos violentos para enfrentar a los bolivianos y atentar contra Evo Morales", ha aseverado. "Fue el primer intento material de querer dividir a Bolivia, descubierto por los servicios de inteligencia y verificado luego por decenas de declaraciones", ha destacado el vicepresidente.