Bolivia.- El vicepresidente dice que Brasil y Petrobras son "socios estratégicos" y da por superadas las diferencias

Actualizado 25/08/2006 18:08:00 CET

García Linera aboga por trabajar de manera "franca, abierta, y cara a cara" con Petrobras para solucionar el tema del precio del gas

BRASILIA, 25 Ago. (EUROPA PERSS) -

El vicepresidente de Bolivia, Alvaro García Linera, expresó anoche su satisfacción por la reunión que mantuvo con el presidente de Brasil, Luis Ignacio Lula da Silva, con quien logró "reencauzar" las relaciones y superar las diferencias por el tema del precio de gas, y aseguró que Brasil y Petrobras son socios estratégicos de Bolivia.

"Se han superado las desavenencias, particularmente en lo que se refiere al tema del precio de venta de gas y se han retomado las negociaciones bilaterales en todos los ámbitos", afirmó García Linera tras reunirse con Lula y el ministro de Exteriores, Celso Amorim, y el presidente de Petrobras, Sergio Gabrielli.

Así, precisó que por decisión del presidente, Evo Morales, viajó a Brasilia para reencauzar las relaciones de cooperación y asentar las bases del marco general de las relaciones entre ambos gobiernos. "Bolivia considera a Brasil y Petrobras como socios estratégicos y económicos y se quiere que lo sigan siendo", subrayó.

"Se desplegarán todos los esfuerzos necesarios para llegar a acuerdos de mutuo interés y beneficio", añadió el vicepresidente, que precisó que en las conversaciones con Lula se planteó la necesidad de firmare acuerdos que se consoliden en una integración energética y en la voluntad de trabajar de manera "franca, abierta, y cara a cara".

Asimismo, sobre la negociación entre YPFB y Petrobras, señaló que se hará un seguimiento "técnico, jurídico y especializado", pero el tema económico será trabajado por las empresas, y de parte boliviana habrá seguimiento sistemático porque la venta de gas es un "aspecto central" de todo el plan económico del Gobierno de Evo Morales.

"Es un tema de empresas, tiene que ser resuelto mediante el lenguaje de las empresas, pero tiene que haber seguimiento político para una feliz resolución de este tema empresarial", concluyó el vicepresidente, en declaraciones desde Brasilia recogidas por Europa Press.