Actualizado 16/01/2006 22:29:50 +00:00 CET

Bolivia.- Villanueva acusa a la Justicia boliviana de tratar de devolverle a la cárcel antes de la asunción de Morales

Dice que la comisión jurídica sacará a la luz las irregularidades de su proceso y pondrá de manifiesto las violaciones a los DDHH

MADRID, 16 Ene. (EUROPA PRESS) -

El empresario sevillano Javier Villanueva, denunció hoy que la Justicia boliviana está tratando de devolverle a la cárcel antes de que el presidente electo de Bolivia, Evo Morales, tome posesión el próximo 22 de enero. En este sentido, Villanueva confió en que la comisión jurídica que se organice una vez que el líder aymara alcance la Presidencia, sacará a la luz las irregularidades del proceso y pondrá de manifiesto las violaciones de los Derechos Humanos.

Villanueva, acusado en el país andino del asesinato de una fiscal, aseguró que "tal y como se han venido desarrollando los acontecimientos existe miedo a que el juicio se celebre bajo el Gobierno de Morales". Así, explicó que la vista oral estaba prevista en un primer momento para el 23 de diciembre, pero "inexplicablemente se adelantó al 16 de ese mismo mes".

En declaraciones a Europa Press, el sevillano comentó, igualmente, que la "ridícula" audiencia destinada a responder a una demanda de falsedad material, debía celebrarse el día 13, pero finalmente fue adelantada para el 3, puesto que Morales viajaba al día siguiente a España.

Villanueva, que cumplió 29 años en diciembre pasado, explicó que el juicio, que debía celebrarse hoy, fue aplazado gracias al recurso presentado por su defensa contra los jueces que iban a celebrar la audiencia para conformar el tribunal ciudadano. Así, comentó que la demanda, interpuesta porque los jueces solicitaron su presencia, fue rechazada por falta de fundamento, lo que derivó en una multa de 3.000 bolivianos -- cerca de 370 dólares--.

"Siempre rechazan las demandas y acaban multándome", sentenció el sevillano, quien precisó que en las próximas horas se dará a conocer la nueva fecha para la conformación del tribunal.

"NO EXISTEN PRUEBAS"

Respecto al juicio, Villanueva afirmó que "no existen pruebas para inculparme". "Hemos hablado con gente de la prisión que asegura que hay policías, que colaboran para la Administración de Drogas y Narcóticos (DEA por sus siglas en inglés), que han llegado para organizar una reyerta contra mí", reveló.

En esta línea, el sevillano aseguró que durante el juicio van a echar abajo toda la investigación, demostrando que "todo lo que han dicho es falso y vamos a decir la verdad". "Tanto el Ministerio Público como los responsables de la prisión han sido cómplices de los verdaderos asesinos", sentenció.

Asimismo, reconoció "el estrés" que padece por la complicada situación en la que vive, al encontrarse en arresto domiciliario en un apartamento de 30 metros cuadrados, junto a su novia y ocho policías. Algo que consideró "inexplicable", dado que en la prisión de Palmosola "hay 65 agentes de seguridad para un total de 2.700 presos".

"ESTO ES UN SHOW"

Asimismo, recordó que los jueces violaron una sentencia judicial, según la cual "no me dejaron libre porque no había policías para custodiarme y ahora hay ocho, más los que están en la calle". "Esto es un show para justificar el dinero que piden a las entidades extranjeras y Embajadas, para finalmente robarlo", enfatizó.

Pese a todo, el empresario aseguró que está tranquilo frente al juicio porque "he demostrado mi inocencia", aunque reconoce que "la corrupción" de la Justicia boliviana "me crea cierta intranquilidad", puesto que "son súbditos de otras organizaciones extranjeras que están implicadas en el asesinato".

Villanueva fue detenido el 28 de abril de 2004 en la ciudad de Santa Cruz, en el oriente tropical de Bolivia, por su presunta participación en un atentado con bomba que causó la muerte de la fiscal Mónica Von Borries el 27 de febrero del mismo año.

La Fiscalía cruceña le acusa de formar parte de una banda criminal liderada por el italiano Marco Marino Diodato, actualmente prófugo de la Justicia. El pasado 14 de noviembre salió del penal de Palmasola con el beneficio del arresto domiciliario para permanecer en un apartamento mientras espera el inicio del juicio en su contra.