Bolsonaro aboga desde Davos por "compatibilizar" la defensa del medio ambiente con el desarrollo económico

Publicado 22/01/2019 19:00:47CET
REUTERS / ARND WIEGMANN

   MADRID, 22 Ene. (EUROPA PRESS) -

   El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, ha abogado este martes desde el Foro Económico de Davos por "compatibilizar" la defensa del medio ambiente con un desarrollo económico que ha prometido impulsar para hacer del gigante suramericano "un ejemplo para el mundo".

   "Una cosa no debe estar por encima de la otra", ha dicho el líder ultraderechista durante su intervención en la ciudad suiza. "Nuestra misión ahora es avanzar hacia la compatibilización entre la preservación del medio ambiente y la biodiversidad con el necesario desarrollo económico", ha explicado.

   Bolsonaro ha empezado a desvelar en estas semanas su política medioambiental al conceder al Ministerio de Agricultura el poder de decisión sobre las tierras indígenas, competencias que hasta ahora recaían en organismos especializados en las comunidades nativas en los que primaba el enfoque humanitario.

   Esta decisión ha activado las alarmas de las comunidades nativas y organizaciones dedicadas a la defensa de sus derechos porque temen que esto anticipe un avance de la industria agropecuaria a costa de los derechos de los pueblos originarios sobre sus tierras ancestrales.

   Bolsonaro ha insistido en Davos que Brasil "es el país que mejor preserva el medio ambiente". "Ningún otro país tiene tantos bosques como nosotros. La agricultura está presente en apenas el nueve por ciento de nuestro territorio (...) y menos del 20 por ciento de nuestro solo está dedicado a la explotación pecuaria", ha esgrimido.

   Además, ha subrayado que estas materias primas no solo suponen un beneficio para Brasil, ya que "garantizan en buena medida el superávit de su balanza comercial", sino que "alimentan a gran parte del mundo", según informa la oficial Agencia Brasil.

"PUNTO DE INFLEXIÓN"

   Por otro lado, ha aprovechado para hacer la puesta de largo del nuevo Gobierno de Brasil en la que es su primera cita internacional desde que ganó las elecciones presidenciales del mes de octubre y tomó posesión del cargo el pasado 1 de enero.

   "Representamos un punto de inflexión", ha proclamado. Bolsonaro ha vuelto a señalar como ejes de su Gobierno la lucha contra la corrupción y la inseguridad, "para que Brasil sea visto de una forma distinta desde el extranjero", y el rescate de los valores que sitúa en "una profunda crisis ética, moral y económica".

LA "AMÉRICA BOLIVARIANA"

   En otro orden de cosas, y a preguntas del público, Bolsonaro ha ratificado su intención de promover "una América del Sur grande", no "una América bolivariana".

   "La izquierda no prevalecerá en esta región", ha augurado, refiriéndose al cambio de signo político que han sufrido los gobiernos en los países latinoamericanos que han experimentado procesos electorales en los últimos años.

   En estos meses, Bolsonaro no ha dudado en calificar de "dictadores" a los presidentes de Cuba, Venezuela y Nicaragua y, en consecuencia, optó por no invitarles a su ceremonia de investidura.

Para leer más