Bolsonaro defiende el trabajo infantil en Brasil pero afirma que no lo despenalizará porque sería "masacrado"

Publicado 07/07/2019 16:11:05CET
El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro.
El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro.Fã¡bio Vieira/FotoRua via ZUMA / DPA

   BRASILIA, 7 Jul. (Notimérica) -

   El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, justificó el trabajo infantil, que está penado por ley en Brasil, así como la autorización de portación de armas para menores que fue rechazada por el Congreso.

   "Cuando un chico de nueve o diez años está trabajando siempre hay alguien que dice que eso es trabajo esclavo, yo no sé si es así", indicó el mandatario.

   "Pero cuando la gente ve a un menor fumando un cigarrillo de crack nadie dice nada", añadió.

   Bolsonaro afirmó que el hecho de trabajar "no afecta a la vida de nadie", pero dejó claro que aunque piense diferente no tiene intención de presentar un "ningún proyecto que despenalice el trabajo infantil porque si lo hiciera sería masacrado", ironizó.

   Asimismo, el mandatario brasileño compartió que de niño vendía pescado en una ciudad del interior del estado de San Pablo. "Mi hermano mayor ya trabajaba duro en el campo a los ocho, nueve años", agregó. "Yo aprendí a conducir vehículos manejando tractores, yo araba. ¿Eso es irresponsabilidad?, para nada", aseguró.

   Tras estas declaraciones, el presidente brasileño se defendió de las críticas que está recibiendo por parte de sus opositores.

   "La izquierda me está atacando por defender que nuestros hijos sean educados para desarrollar la cultura del trabajo temprano; si estuviese defendiendo la sexualización y el uso de drogas, me estarían idolatrando, esa es la verdad", escribió.

   Según datos oficiales en base a 2016, en Brasil hay 1,8 millones de niños de entre cinco y 17 años que están trabajando y no deberían.

Contador

Para leer más