Publicado 11/01/2022 07:48CET

Bolsonaro lamenta la "agresiva" carta de la Agencia Sanitaria de Brasil y defiende que no habló de corrupción

Archivo - El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro
Archivo - El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro - ANDRESSA ANHOLETE/GETTY IMAGES - Archivo

MADRID, 11 Ene. (EUROPA PRESS) -

El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, ha lamentado la "agresiva" carta del presidente de la Agencia Nacional de Vigilancia Sanitaria (Anvisa), Antonio Barra Torres, en respuesta a insinuaciones sobre "intereses" en el proceso de vacunación de niños, y ha defendido que no habló de corrupción en la institución como señaló el director del ente.

"Me sorprendió su carta. Una carta agresiva. No había motivos para eso. Dije: '¿qué hay detrás de lo que está haciendo Anvisa?'. Nadie acusó a nadie de ser corrupto (...) No hubo acusación por mi parte. La palabra corrupción nunca se dijo", ha señalado el mandatario brasileño en una entrevista con la emisora Jovem Pan.

Barra Torres publicó este sábado una misiva dirigida a Bolsonaro en la que le exigía que se retractara por sus insinuaciones sobre posibles "intereses" por parte de Anvisa a la hora de poner en marcha el proceso de vacunación del coronavirus en menores.

"Si tiene información que levante el menor indicio de corrupción sobre este brasileño. No pierda el tiempo ni prevarique, señor presidente. Determine una investigación policial inmediata sobre mí o, de hecho, sobre cualquiera que trabaje a día de hoy en Anvisa", ha señaló Barra Torres.

Ahora, Bolsonaro ha defendido que no quiere acusar al organismo sanitario "de absolutamente nada", si bien ha matizado que "no hay duda de que algo ha estado sucediendo". "No es un secreto para nadie, Anvisa deliberará sobre CoronaVac --la vacuna china contra la COVID-19-- para niños a partir de tres años. No sé qué pasará al final, pero Anvisa tomará su decisión. Y, de una forma u otra, también será criticada", ha trasladado el mandatario.

Bolsonaro había cargado días atrás contra el proceso de vacunación del coronavirus en los niños porque considera que su posibilidad de morir a cuenta del virus es "casi nula", y acusó a Anvisa de ser "fanáticos de la vacunación".

Además puso en duda "cuál es el interés de Anvisa" con sus procesos de inmunización en el sector más joven de la sociedad, ante lo que la Sociedad Brasileña de Pediatría ya defendió que "ninguna enfermedad (...) ha victimizado a tantos niños como la COVID-19", según recoge el portal de noticias brasileño G1.

El Ministerio de Salud brasileño ha notificado más de 300 fallecimientos de niños entre cinco y once años desde el inicio de la pandemia. Las cifras generales apuntan a más de 22,6 millones de infecciones y 620.000 decesos a cuenta de la enfermedad.

Estas no son las primeras declaraciones del mandatario brasileño en contra de las vacunas contra la COVID-19, e incluso el Tribunal Supremo le ha abierto una investigación por vincularlas con el sida.

Bolsonaro ha sido también investigado por una comisión parlamentaria sobre su gestión durante la crisis sanitaria que apuntó a la prohibición del uso de las redes sociales para dejar de difundir noticias falsas.

Además, se acusó al presidente de nueve delitos, entre ellos el de lesa humanidad, prevaricación, empleo irregular de fondos públicos y charlatanería, figura que recoge el Código Penal para castigar a quienes promocionen remedios secretos contra enfermedades.

Contador