Bolsonaro promete "proteger" la democracia brasileña liberándola de las "amarras ideológicas"

Seguidores de Jair Bolsonaro celebran la victoria
REUTERS / STRINGER . - Archivo
Actualizado 01/01/2019 22:28:48 CET

   MADRID, 1 Ene. (EUROPA PRESS) -

   El nuevo presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, ha prometido este martes "proteger" la democracia brasileña liberándola de las "amarras ideológicas", al tiempo que ha ratificado algunas de sus promesas electorales, como "combatir la ideología de género" y "poner en valor las tradiciones judeo-cristianas".

   El líder ultraderechista se ha convertido en el nuevo presidente de Brasil en una solemne ceremonia celebrada en el Congreso Nacional, en Brasilia, en la que tanto él como su vicepresidente, Hamilton Mourao, han prometido proteger la Constitución y las leyes, según informa la prensa local.

   En sus primeras palabras como jefe de Estado, ha indicado que su prioridad será "proteger y dar vigor a la democracia brasileña", después de una serie de gobiernos que ha calificado de "irresponsables" porque --a su juicio-- condujeron al gigante suramericano "a la mayor crisis ética, moral y económica de su historia".

   "Tenemos una oportunidad única de rescatar a nuestro país y la esperanza de nuestros compatriotas (...) Vamos a unir al pueblo y a poner en valor las familias y las tradiciones judeo-cristianas. Brasil volverá a ser un país libre de amarras ideológicas", ha afirmado.

   En su opinión, "el sesgo político" es lo que convirtió al Estado brasileño en "ineficiente y corrupto", por lo que se ha marcado como objetivo acabar con esta parcialidad ideológica haciendo "reformas estructurales que serán esenciales para la salud financiera y la sostenibilidad de las cuentas públicas".

   Como medidas concretas, ha reiterado que acabará con "la ideología de género" en las aulas para preparar a los alumnos para el mercado de trabajo, no para la militancia política, y ha confirmado su intención de combatir la corrupción y la violencia.

   Bolsonaro ha reconocido que será "un trabajo arduo" pero ha confiado en que contará con el apoyo de los brasileños. "Brasil iniciará un nuevo capítulo de su historia en el que volverá a ser visto como un país fuerte y pujante (...) Brasil por encima de todo y Dios por encima de todos", ha zanjado.

BRASIL, "LIBRE DE SOCIALISMO"

   A continuación, Bolsonaro, acompañado por su mujer, Michelle, se ha dirigido al Palacio de Planalto, sede del Gobierno, para designar oficialmente a sus 22 ministros, cuyos nombres ha avanzado en las últimas semanas a través de redes sociales; recibir la banda presidencial de su antecesor, Michel Temer; y dar un discurso dirigido a la nación.

   En esta segunda intervención, ha proclamado que "Brasil ha sido liberado del socialismo" gracias a su victoria. "Esta es nuestra bandera, que jamás será roja. Solo se teñirá de rojo por nuestra sangre, si es preciso para mantenerla verde y amarilla", ha declarado.

   También ha declarado el fin de la "corrección política". Así, ha ensalzado que ha formado un Gobierno "sin conchabamientos". "Un equipo técnico para transformar nuestro Brasil", ha enfatizado. Entre sus ministros destacan Sergio Moro, responsable de Justicia y Seguridad, y Paulo Guedes, su 'gurú' económico.

   Bolsonaro ha hecho hincapié en la necesidad de "acabar con el sesgo ideológico" y en este sentido ha considerado "urgente" eliminar "la ideología que protege a los criminales y criminaliza a policías y militares", "desburocratizar" el país y enmendar las relaciones internacionales. "Vamos a restablecer el orden", ha prometido.

EXPECTACIÓN INTERNACIONAL

   Los actos protocolarios han continuado en el Palacio de Itamaraty, que alberga el Ministerio de Exteriores, donde ha dado una recepción oficial a los emisarios internacionales. De acuerdo con la Cancillería, a la toma de posesión han asistido diez jefes de Estado y de Gobierno, incluido el presidente boliviano, Evo Morales.

   "Acompañamos en su posesión al hermano presidente, Jair Bolsonaro, con la convicción de que las relaciones Bolivia-Brasil tienen raíces profundas de lazos de hermandad y complementariedad de nuestros pueblos", ha escrito en Twitter el líder indígena.

   Morales es el único representante de la llamada corriente bolivariana porque Bolsonaro retiró la invitación que el anterior Gobierno de Michel Temer había formulado al venezolano Nicolás Maduro, el nicaragüense Daniel Ortega y el cubano Miguel Díaz-Canel por considerar que son "dictadores".

   El presidente estadounidense, Donald Trump, ha enviado a su secretario de Estado, Mike Pompeo, pero le ha felicitado a través de Twitter. "¡Estados Unidos está contigo!", ha dicho, confirmando una cercanía entre ambos presidentes que alcanza también a sus agendas de Gobierno.

   De hecho, Bolsonaro ha anticipado estos meses que trasladará la Embajada de Brasil en Israel de Tel Aviv a Jerusalén, imitando los pasos de Estados Unidos. El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, ha sido otro de los asistentes a la toma de posesión.

BAÑO DE MASAS

   Miles de personas se han congregado en los alrededores del Congreso Nacional, llegando a rebasar el cordón de seguridad, para seguir la ceremonia de investidura en unas pantallas gigantes colocadas en el exterior.

   Según los medios brasileños, el público --de unas 7.000 personas, de acuerdo con estimaciones iniciales-- ha estallado de júbilo cuando Bolsonaro ha anunciado su ofensiva contra la "ideología de género".

   La expectación se ha trasladado al Palacio de Planalto, donde los simpatizantes de Bolsonaro han pedido al presidente y a la primera dama, Michelle, que se dieran un beso, algo a lo que han accedido.

   Unos 12.000 militares y policías se han desplegado este martes en las calles de Brasilia para garantizar la seguridad durante la jornada. El Cuerpo de Bomberos del Distrito Federal ha atendido 27 incidentes, pero ninguno grave.