Bolsonaro reemplaza al polémico ministro de Educación

Publicado 08/04/2019 19:05:20CET
REUTERS / RONEN ZVULUN

   MADRID, 8 Abr. (EUROPA PRESS) -

   El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, ha anunciado este lunes vía Twitter que el ministro de Educación, Ricardo Vélez, uno de los más polémicos de su Gobierno, por Abraham Weintraub.

   "Comunico a todos el nombramiento del profesor Abraham Weintraub para el cargo de ministro de Educación", ha escrito en la red social, donde también ha dado las gracias a Vélez "por los servicios prestados".

   El líder ultraderechista ha destacado que Weintraub "posee una amplia experiencia en gestión y el conocimiento necesario para la cartera", valorando en concreto que "tiene una maestría en administración en el área de finanzas".

   El nuevo ministro, profesor de la Universidad Federal de Sao Paulo (Unifesp), trabajaba hasta ahora en el equipo de Onyx Lorenzoni, jefe de Gabinete.

   El cambio en Educación se ha conocido después de que Vélez acudiera al Palacio de Planalto para reunirse con Bolsonaro a primera hora de la mañana. El ya ex ministro ha abandonado la sede de Gobierno por una salida privada sin hablar con la prensa, según informa Agencia Brasil.

   Vélez ha sido uno de los principales focos de crítica al Gobierno de Bolsonaro. Ha llamado a combatir el "marxismo cultural" y, entre otras cosas, ha propuesto que los colegios públicos graben a los alumnos cantando el himno ante la bandera y revisar los libros de texto para que no recojan la asonada militar de 1964 como un golpe de Estado.

   Esta remodelación gubernamental llega horas después de que un sondeo de opinión realizado por Datafolha situara a Bolsonaro como el presidente peor valorado de la historia de Brasil desde la restauración democrática, en 1985, después de tres meses de gestión. Solo un 32 por ciento de los encuestados cree que su gestión es buena.

   En la misma línea, quienes creen que la economía brasileña mejorará con Bolsonaro han pasado de un 65 a un 50 por ciento entre diciembre y marzo, mientras que los que auguran que empeorará se han duplicado hasta el 18 por ciento, lo que marca un inédito deterioro de las perspectivas económicas en el primer mandato desde el inicio de la serie histórica, en 1997.

Para leer más