Bolsonaro reivindica el "acierto" de alejar a Brasil de Cuba

El presidente electo de Brasil, Jair Bolsonaro
REUTERS / PILAR OLIVARES - Archivo
Publicado 26/12/2018 20:37:07CET

   MADRID, 26 Dic. (EUROPA PRESS) -

   El presidente electo de Brasil, Jair Bolsonaro, ha reivindicado este miércoles el "acierto" de terminar de sacar al gigante suramericano de la esfera de influencia del Gobierno cubano, un cambio de rumbo que inició el Gobierno saliente de Michel Temer.

   "El periódico estatal 'Granma', el único de Cuba, ha publicado material con críticas al futuro Gobierno (...) No invitar a su dictador a mi toma de posesión ha sido uno más de mis aciertos", ha escrito Bolsonaro en su cuenta oficial de Twitter.

   El líder ultraderechista parece referirse a un artículo de opinión publicado el 24 de diciembre por 'Granma', titulado 'Un Cuba libre para Bolsonaro', considera un "honor" que Miguel Díaz-Canel no haya sido invitado a la investidura presidencial del 1 de enero porque "resultaría denigrante" para ellos.

   El presidente electo ha retirado la invitación que en un primer momento se cursó desde el Ministerio de Exteriores de Brasil, aún bajo el Gobierno de Temer, a los presidentes de Cuba y Venezuela, Miguel Díaz-Canel y Nicolás Maduro, respectivamente, por considerar que son dos "dictadores".

   Bolsonaro ya hizo de Cuba blanco de sus ataques durante la campaña electoral anunciando que suprimiría el programa 'Mais Medicos', por el cual médicos cubanos prestan sus servicios en Brasil para cubrir el déficit de profesionales de la salud en este país.

   El futuro mandatario brasileño considera que es "trabajo esclavo" porque los médicos cubanos, al igual que todos los profesionales enviados por Cuba al exterior, tienen prohibido salir del país en el que se encuentran, salvo permisos especiales, y deben entregar la mayor parte de su salario al Estado.

   En esta ocasión, Bolsonaro ha cargado contra el régimen comunista a cuenta de los programas de desarrollo. "Cuba se alimentó de miles de millones de reales de impuestos de los brasileños en nombre del Foro de Sao Paulo y en detrimento de sus propios ciudadanos", ha escrito en Twitter.

   Bolsonaro ha ratificado el giro que Temer dio a la política exterior de Brasil en 2016, desmarcándose así de la corriente bolivariana en la que lo habían situado los gobiernos del Partido de los Trabajadores (PT) a las órdenes de Luiz Inácio Lula da Silva y Dilma Rousseff.

Para leer más