Publicado 02/06/2020 16:17CET

Bosnia.- Dimite el ministro del Interior de Bosnia por diferencias en la política migratoria del Gobierno

BELGRADO, 2 Jun. (DPA/EP) -

El ministro del Interior de Bosnia y Herzegovina, Fahrudin Radoncic, ha anunciado su dimisión por diferencias en la política migratoria que mantiene el Gobierno y porque considera que existe oposición a que se investigue una compra de unos respiradores defectuosos en el marco de la pandemia del coronavirus.

Radoncic ha dicho este martes al diario digital Klix que varios altos cargos bosnios, incluido la ministra de Asuntos Exteriores, Bisera Turkovic, "no entienden ni identifican las amenazas a la seguridad" que suponen los migrantes que llegan al país para intentar cruzar a Croacia y entrar así en territorio Schengen de la Unión Europea.

De acuerdo con el Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR), en Bosnia y Herzegovina hay al menos 7.200 refugiados, la mayoría de ellos junto a la frontera con Croacia, en el noroeste del país.

El ministro del Interior ha dicho que el Gobierno central no está haciendo prácticamente nada para resolver el problema de la migración y que deja en manos de las autoridades locales la gestión de la seguridad en los refugios, que están saturados de desplazados. Radoncic ha alertado en varias ocasiones de que entre los migrantes se podrían haber ocultado extremistas.

El ministro saliente ha dicho además que algunos miembros del Gobierno han impedido que ponga en marcha una investigación sobre una compra por 10,5 millones de marcos bosnios (5,3 millones de euros) por unos respiradores que no funcionan.

Los respiradores fueron adquiridos por la Federación, la entidad bosniaco croata de Bosnia. Radoncic ha acusado a las autoridades musulmanas bosnias de haber impedido la investigación para proteger sus intereses.

Radoncic ha dicho además que las disputas entre los partidos bosniacos, serbios y croatas --que están obligados a entenderse por el complejo sistema administrativo que rige Bosnia desde los acuerdos de paz de 1995-- seguirán bloqueando las instituciones bosnias "por mucho tiempo".

El país sigue de hecho dividido entre bosniacos (musulmanes bosnios), serbobosnios y bosniocraatas, con dos entidades diferenciadas, la Federación bosniaco croata, y la Republika Srpska, controlada por los serbobosnios. Las dos entidades tienen por encima un Gobierno central con escasas competencias y del que dependen las Fuerzas Armadas.