Brasil.- Unas 50.000 personas se manifiestan en las inmediaciones del estadio donde se enfrentan Brasil y Uruguay

Actualizado 27/06/2013 0:19:08 CET

BRASILIA, 26 Jun. (EUROPA PRESS) -

Unas 50.000 brasileños han participado este miércoles en la manifestación convocada por movimientos sociales junto al Estadio Mineirao, situado en la ciudad de Belo Horizonte y escenario del partido entre Brasil y Uruguay de la Copa Confederaciones, según la Policía Militar.

Ante la previsión de que pudiese tratarse de una nueva protesta multitudinaria, como finalmente ha ocurrido, alrededor de 1.500 militares se han desplegado en cinco puntos estratégicos. Estos soldados se han sumado a los más de 5.000 agentes que vigilan toda la ciudad.

La manifestación ha transcurrido sin incidentes hasta que un grupo de personas ha intentado derribar las vallas instaladas junto a uno de los accesos al estadio, según informa el periódico 'O Globo'. Las fuerzas de seguridad han respondido lanzando gases lacrimógenos.

Desde hace ya quince días, se suceden en todo el país diversas protestas callejeras, con cientos de miles de brasileños manifestándose contra los gastos excesivos que están previstos para el Mundial de Fútbol de 2014, los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro de 2016 y esta Copa Confederaciones.

El pasado martes, la Policía local advirtió de que no estaba en condiciones de garantizar la seguridad en el estadio ante la convocatoria, pero este miércoles por la mañana varios camiones del Ejército comenzaron a desplegarse en las inmediaciones del estadio.

El temor que suscitan las manifestaciones ha obligado a la presidenta brasileña, Dilma Rousseff, a emprender una reforma del sistema político para incluir las demandas de los movimientos sociales.