Publicado 03/12/2020 02:54CET

Brasil.- Advierten a Moro de que incurriría en un conflicto de intereses al trabajar para la consultora de Odebrecht

El exministro de Justicia Sergio Moro y el presidente de Brasil, Jair Bolsonaro.
El exministro de Justicia Sergio Moro y el presidente de Brasil, Jair Bolsonaro. - O GLOBO / ZUMA PRESS / CONTACTOPHOTO

MADRID, 3 Dic. (EUROPA PRESS) -

La Orden de Abogados del Brasil (OAB) ha notificado este miércoles al exministro de Justicia de Brasil Sergio Moro que podría estar incurriendo en un conflicto de intereses al trabajar para la consultora Alvarez & Marsal, encargada de fiscalizar y reestructurar las cuentas de Odebrecht, la constructora brasileña sobre la que lideró un mediático caso anticorrupción en 2015.

"Notificamos a vuestra señoría que no ejerza labores de abogacía con clientes de la empresa Albrez & Marsal, so pena de posibles medidas administrativas y judiciales", dice el comunicado del Tribunal de Ética y Disciplina de la OAB, con la firma de su presidente, Carlos Kauffmann, informa 'Folha de Sao Paulo'.

La carta explica que los abogados inscritos a la OAB, como es el caso de Moro, "no pueden divulgar sus servicios junto a otras actividades, incluida la que brindan a empresas consultoras", por lo que han pedido a Moro que "no viole principios éticos disciplinarios" cuando comience a trabajar para Alvarez & Marsal.

Moro había liderado desde 2015 la macrooperación 'Lava Jato', una red de sobornos a nivel estatal, cuyas redes se extendieron por todo Latinoamérica, antes de ingresar en el equipo de Gobierno de Jair Bolsonaro, del cual salió abruptamente en abril de 2020 tras denunciar los supuestos intentos de injerencia del presidente brasileño en la Policía Federal, con el fin de proteger a sus familiares y amigos de diversas investigaciones.

El fichaje de Moro ha generado cierta controversia en Brasil, ya que uno de los clientes de la consultora es el gigante brasileño Odebrecht, en pleno concurso de acreedores, y contra la cual el antiguo ministro de Justicia se mostró implacable cuando ejercía de juez, protagonizando mediáticos procesos, culminados con la encarcelación del expresidente Lula da Silva (2003-2011).

Tras hacerse público su fichaje por la consultora estadounidense esta semana, Moro explicó vía Twitter que su incorporación estaba enfocada a "ayudar a las empresas a hacer lo correcto, con políticas de integridad y anticorrupción", pero no ejerciendo la abogacía, ni participando en aquellos casos en los que exista "un potencial conflicto de intereses".

Con más de cinco mil trabajadores en cinco continentes y varias oficinas en Brasil, Alvarez & Marsal está especializada en la reestructuración de empresas inmersas en dificultades financieras, crisis de administración judicial, o en aquellas que se hallan en concurso de acreedores, como es el caso de Odebrecht, que atraviesa uno de los mayores procesos de reorganización judicial de la historia de Brasil, con pérdidas valoradas en más de 15.000 millones de euros.

Nombrada en junio de 2019 por la Justicia brasileña como administradora judicial de Odebrecht, Alvarez & Marsal se ha embolsado hasta la fecha unos 17,6 millones de reales (unos 2,7 millones de euros) con la gestión de la crisis de la constructora.