Publicado 04/11/2021 18:29CET

Brasil.- Bolsonaro admite que pidió cambiar al jefe de la Policía, pero niega que fuera para beneficiar a sus familiares

Archivo - El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro
Archivo - El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro - O Globo/GDA via ZUMA Press Wire / DPA - Archivo

MADRID, 4 Nov. (EUROPA PRES) -

El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, ha reconocido este jueves ante la Policía Federal que solicitó al exministro de Justicia Sergio Moro un cambio en la jefatura de la institución, pero ha negado que hubiera intereses personales detrás de dicha petición.

Bolsonaro ha prestado declaración este jueves en el Palacio de Planalto con motivo de la investigación que está llevando a cabo la Policía Federal acerca de las supuestas presiones que habría cometido para echar del cargo a Mauricio Valeixo por Alexandre Ramagem, cuya amistad con dos de sus hijos es notoriamente conocida, lo que provocó las protestas de Moro y su posterior dimisión.

Según el presidente Bolsonaro, solicitó un cambio en la dirección de la Policía Federal por "falta de diálogo" con Valeixo, negando en todo momento que tuvieran algo que ver la diversas causas que las autoridades tienen abiertas contra algunos de sus familiares y amistades.

"Confirma que a mediados de 2019 solicitó al exministro Sergio Moro el cambio del director general de la Policía Federal por la falta de diálogo que había (...). Que no había cualquier insatisfacción o falta de confianza con el trabajo realizado por Valeixo, tan solo falta de comunicación", se lee en la transcripción.

"Nunca tuvo la intención (...) de obtener informaciones privilegiadas sobre investigaciones bajo secreto o interferir en el trabajo de la Policía Judiciaria o directamente informes elaborados por la Policía Federal", señala la declaración de Bolsonaro, según ha podido saber el diario brasileño 'O Globo'.

El pasado mes de abril, el Tribunal Supremo abrió una investigación acerca de la supuesta injerencia que el presidente Bolsonaro habría llevado a cabo para colocar a personas de confianza al frente de la Policía Federal en Río de Janeiro, después de que el exministro Moro justificara su dimisión por estas presiones.

Una vez confirmada su salida, Moro presentó ante la Fiscalía una serie de grabaciones en las que, entre otras cosas, se puede escuchar a Bolsonaro asegurar que no se quedaría sentado viendo como perjudicaban a sus amigos y familiares.

"Ya intenté cambiar a nuestra gente de seguridad en Río de Janeiro y oficialmente no lo conseguí. Eso se acabó, no voy a espera a ver como joden a mi familia con toda esa basura, o a mis amigos, porque no pueda cambiar a alguien. (...). Se cambia, si no se puede cambiar, cambias al jefe, ¿no puedes cambiar al jefe?, pues cambias al ministro. No estamos aquí para tonterías", soltó.

Contador