Publicado 10/09/2021 17:56CET

Brasil.- Bolsonaro carga contra los seguidores que le criticaron que reculara en sus ataques al Supremo

07 September 2021, Brazil, Brasilia: Jair Bolsonaro (C), president of Brazil, rides in a car full of children and waves to his supporters during a ceremony on Brazil's Independence Day. Photo: Marcelo Camargo/Agencia Brazil/dpa - ACHTUNG: Nur zur redaktio
07 September 2021, Brazil, Brasilia: Jair Bolsonaro (C), president of Brazil, rides in a car full of children and waves to his supporters during a ceremony on Brazil's Independence Day. Photo: Marcelo Camargo/Agencia Brazil/dpa - ACHTUNG: Nur zur redaktio - Marcelo Camargo/Agencia Brazil/d / DPA

MADRID, 10 Sep. (EUROPA PRESS) -

El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, ha criticado este viernes a los seguidores que le han reprochado haber dado marcha atrás en sus ataques al Tribunal Supremo, entre otras instituciones, en un intento por parar los bloqueos que desde hace unos días habían mantenido paralizadas las principales vías del país.

En uno de sus habituales encuentros improvisados con sus seguidores a las puertas del Palacio de la Alvorada, Bolsonaro les ha pedido que tengan paciencia y ha cuestionado que algunos estén buscando la "inmediatez" para resolver "la basura" que arrastra el país desde "hace 30 años, o 40 años".

"Aquí cada uno dice lo que quiere, los tipos no han leído la carta y se quejan. Léanla, que es cortita y se entiende bien", ha espetado el presidente brasileño en relación a la nota del jueves en la que aseguró que nunca tuvo la "intención de atacar a ninguno de los poderes" del Estado y que sus palabras se debieron al "calor del momento".

"El trabajo de ustedes ha sido excepcional. La imagen está en todo el mundo y también aquí en Brasilia. Algunos quieren inmediatez. Si te enamoras y te casas en una semana, tu matrimonio va a salir mal", ha intentado explicar Bolsonaro, quien ha pedido "más tiempo" a sus seguidores.

En las últimas horas las redes sociales se han llenado de mensajes llamando "cobarde" y "traidor" al presidente, al que acusan de haberse "plegado" al Tribunal Supremo, al cual había dedicado toda suerte de diatribas en los últimos meses. La última de ellas durante la marcha de esta semana en la que aseguró que no cumpliría ninguna de las órdenes de la máxima autoridad judicial brasileña.

Contador