Publicado 30/12/2021 17:05CET

Brasil.- Bolsonaro rechaza la ayuda de Argentina para atender a las víctimas de las lluvias en Bahía

El presidente brasileño, Jair Bolsonaro.
El presidente brasileño, Jair Bolsonaro. - ANDRESSA ANHOLETE/GETTY IMAGES

MADRID, 30 Dic. (EUROPA PRESS) -

El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, ha rechazado este jueves la ayuda ofrecida un día antes por el Gobierno de Argentina para atender a los miles de afectados por las lluvias torrenciales que en la última semana han caído sobre el estado de Bahía y que han provocado la muerte ya de 24 personas.

"El fraternal ofrecimiento de Argentina, aunque muy caro para Brasil, se da cuando las Fuerza Armadas, en coordinación con la Defensa Civil, ya estaban presentes ofreciendo aquel tipo de asistencia a la población afectada", ha explicado Bolsonaro a través de su cuenta de Twitter.

"Por esa razón, la decisión fue la ayuda argentina no era necesaria en aquel momento, pero puede ser accionada en otra ocasión, en caso de que empeoren la situación", continúa Bolsonaro antes de aclarar que "el Gobierno de Brasil está abierto a la ayuda y a las donaciones internacionales".

Como muestra, ha señalado, el Ministerio de Asuntos Exteriores aceptó el miércoles ayuda de la Agencia Japonesa de Cooperación Internacional, que hará un envío de carpas, colchonetas, mantas, lonas, envases de plástico y purificadores de agua. Todo este material, ha destacado, se adquirirá en el mercado brasileño.

La gestión de estas inundaciones por parte del Gobierno brasileño ha vuelto a poner en el punto de mira al presidente Bolsonaro, ampliamente criticado por no haber interrumpido sus vacaciones para visitar las zonas afectadas por unas precipitaciones que han dejado ya más de 90.000 desplazados.

Al menos 24 personas han muerto y la cifra de heridos ya ronda los 450, mientras que 136 localidades de Bahía continúan bajo estado de emergencia a causa de los daños materiales registrados por las lluvias y las inundaciones.

La oposición sostiene que la indiferencia mostrada por Bolsonaro, quien estuvo por la zona hace ya más de dos semanas cuando comenzaron a caer las primeras lluvias, se debe a que la región, uno de los bastiones de la izquierda brasileña, está gobernada por el Partido de los Trabajadores (PT).

Contador