Actualizado 01/05/2010 05:50 CET

Brasil.- Brasil revisará el estatus de refugiados de tres presuntos miembros del EPP a petición de Paraguay

SAO PAULO, 1 May. (Reuters/EP) -

Brasil revisará, a petición de Paraguay, el estatus de refugiados de tres presuntos miembros del Ejército del Pueblo Paraguayo (EPP) acusados de participar en crímenes cometidos en su país, informaron este viernes las autoridades brasileñas.

Los tres paraguayos, acusados por el Gobierno de su país de vínculos con miembros del EPP, recibieron refugio en Brasil en 2003 y desde entonces no hubo ningún registro de que hayan cometido alguna acción contra su país de origen, según un comunicado del Ministerio de Justicia brasileño.

Se trata de la segunda vez que Paraguay realiza esa solicitud a Brasil. La primera vez fue rechazado por el Comité Nacional para los Refugiados (Conare) en 2006. De acuerdo al documento, el caso será analizado en una reunión del Conare en mayo.

"Debe quedar claro, en tanto, que sólo la presentación de pruebas fundadas a la luz del derecho puede dar pie a una eventual revisión del refugio", afirmó el ministerio.

El fin de semana pasado, el Congreso paraguayo aprobó la declaración de estado de excepción en cinco de los 17 departamentos del país, como una medida para reforzar la ofensiva militar y policial para capturar a los miembros del EPP, acusados de cometer secuestros y homicidios en el norte de Paraguay.

El senador oficialista paraguayo Roberto Acevedo fue blanco el lunes de un atentado en la ciudad de Pedro Juan Caballero, capital del Departamento de Amambay, área de tráfico de drogas en la frontera con Brasil. En el ataque murieron dos personas, pero el parlamentario resultó ileso.

Al día siguiente, la policía capturó a dos brasileños por sospechas de estar involucrados en el ataque. Ambos serían de Sao Paulo y tendrían vínculos con grupos de narcotraficantes en Brasil.

El presidente de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, repudió el miércoles el ataque y dijo que discutirá la situación de la frontera el lunes en un encuentro con su homólogo paraguayo, Fernando Lugo, en Ponta Pora, en el estado de Mato Grosso do Sul.