Publicado 07/06/2021 11:53CET

Brasil.- La comisión brasileña del coronavirus llama al ministro de Salud por la celebración de la Copa América

Archivo - 28 April 2021, Brazil, Brasilia: Brazilian Health Minister Marcelo Queiroga arrives to speak at a press conference after a meeting of the National Committee to Combat the coronavirus Pandemic. Photo: Marcelo Camargo/Agencia Brazil/dpa - ACHTUNG:
Archivo - 28 April 2021, Brazil, Brasilia: Brazilian Health Minister Marcelo Queiroga arrives to speak at a press conference after a meeting of the National Committee to Combat the coronavirus Pandemic. Photo: Marcelo Camargo/Agencia Brazil/dpa - ACHTUNG: - Marcelo Camargo/Agencia Brazil/d / DPA - Archivo

Desde la comisión están seguros de que la responsabilidad llegará hasta Bolsonaro

MADRID, 7 Jun. (EUROPA PRESS) -

La Comisión Parlamentaria de Investigación (CPI) que se encarga de estudiar la gestión de la pandemia en Brasil ha decidido llamar nuevamente al actual ministro de Salud, Marcelo Queiroga, en víspera de celebración de la Copa América de fútbol en el país a partir de este fin de semana a pesar de la situación epidemiológica.

Queiroga deberá presentar declaración este martes por las posibles omisiones en las que habría incurrido al permitir que este evento deportivo tenga lugar en Brasil, después de que haya sido descartada su celebración en Argentina, debido a la crisis sanitaria.

La celebración del torneo dentro de las fronteras brasileñas, cuestionada incluso por los jugadores de la selección de fútbol, se produce en un momento en el que el país se acerca ya a los 17 millones de casos de coronavirus, después de los casi 40.000 de las últimas 24 horas, mientras que el número de fallecidos supera los 473.400.

La participación nuevamente de Queiroga también estaba prevista para que respondiera sobre la participación del presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, en varios y concurridos actos políticos, en los que no se cumplieron las mínimas normas de prevención contra la pandemia.

A su vez, su declaración se ha vuelto necesaria, después de las duras críticas días atrás ante la CPI de la infectóloga Luana Araújo, invitada por el propio Quiroga para que formara parte de su equipo de acción contra el coronavirus, pero posteriormente despedida por el Gobierno Federal.

Esta semana también está previsto que acuda a prestar declaración el antiguo secretario ejecutivo del Ministerio de Salud, Élcio Franco, 'número dos' del exministro Eduardo Pazuello, para que responda por la demora del Gobierno en la adquisición de vacunas contra el coronavirus y acerca de la existencia de ese "gabinete paralelo" que habría estado aconsejando a Bolsonaro durante la crisis.

BOLSONARO, "EL GRAN JEFE" DE UNA "POLÍTICA DESASTROSA"

El senador conservador y miembro titular de la CPI, Tasso Jereissati, ha dicho este lunes que está seguro de que el presidente Bolsonaro será señalado después de la investigación como el "gran jefe" de la "política desastrosa" que se ha venido aplicando durante toda la crisis sanitaria.

"Hay varios indicios en varias líneas de investigación y todas tienen una cosa en común, Bolsonaro. El problema lleva hasta Bolsonaro", ha dicho Jereissati durante una entrevista concedida al diario 'O Globo'.

"Si hablamos de vacunas, dónde se paró el proceso de compra, la lentitud, vamos hasta Pazuello hasta llegar a Bolsonaro. Si hablamos de críticas y obstáculos al distanciamiento social y al uso de mascarilla... Bolsonaro. Se puede criticar al ministro de Salud, pero acaba en Bolsonaro", ha contado.

Jereissati ha explicado que la misma lógica se puede aplicar a la polémica por el uso de la cloroquina y actualmente a los grandes actos de apoyo que el presidente ha venido celebrando semanalmente en clave puramente electoral, dedicando insultos y ataques a sus previsibles rivales para la reelección, como el expresidente Luiz Inácio Lula da Silva.

"El Ministerio de Salud prácticamente inmovilizado, no se pronuncia sobre estas aglomeraciones, se promueve la celebración de la Copa América. ¿Quién está detrás de esto? Bolsonaro. Todos los indicios llevan hasta el gran jefe de todo, el gran jefe de estos errores es sin duda ninguna Bolsonaro, rodeado por malos consejeros.

"La responsabilidad, seguro, va a llegar hasta el presidente Bolsonaro", ha vaticinado Jereissati, quien califica a Bolsonaro, como "el gran organizador", que "aconsejado por un equipo paralelo al Gobierno oficial", ha llevado a cabo políticas "negacionistas" y "desastrosas".

Contador