Actualizado 17/12/2013 21:12 CET

Los condenados por el 'caso Mensalao' volverán a ser juzgados

El miembro del Tribunal Supremo de Brasil, Celso de Mello
Foto: REUTERS

BRASILIA, 18 Sep. (EUROPA PRESS) -

   El 'caso Mensalao', el mayor escándalo de sobornos a diputados y partidos durante el primer Gobierno de Luiz Inácio Lula da Silva, podrá ser reabierto tras el voto positivo del magistrado del Tribunal Supremo de Brasil Celso de Mello, el cual propiciará que 12 funcionarios públicos puedan aspirar a un nuevo proceso judicial y con ello a una posible rebaja de sus penas.

   Tras el empate a cinco instaurado en el Tribunal Supremo durante las primeras votaciones, la decisión final le correspondía a De Mello. Ahora que se ha confirmado su conformidad con la reapertura del caso, 12 de los 25 condenados podrán iniciar un nuevo proceso que, en algunos casos, les podría librar de entrar en prisión.

   Es el caso del que fuera jefe del gabinete de Lula da Silva, José Dirceu, líder de la trama corrupta encargada de pagar sobornos a una serie de legisladores a cambio de apoyo. La red fue descubierta en 2005 y los acusados fueron condenados por delitos de corrupción, crimen organizado y blanqueo de dinero.

   Así, De Mello, el miembro más antiguo del Supremo, ha afirmado que las decisiones deben tomarse de manera imparcial, sin presiones externas, como las de la prensa o la población. "Cualquier decisión tomada de acuerdo con clamor popular es nulo", defendió.

   El considerado como mayor escándalo de corrupción en la historia de Brasil, levantó una gran polvareda a nivel político, judicial y social, pues la opinión pública pronto inició una serie de protestas ante el temor de que los acusados pudieran salir indemnes del proceso judicial.