Actualizado 09/08/2011 21:01 CET

Detenidas 38 personas, entre ellas un viceministro, en un operativo contra la corrupción en Brasil

BRASILIA, 9 Ago. (EUROPA PRESS) -

La Policía Federal ha detenido este martes a 38 personas vinculadas en hechos de corrupción dentro del Ministerio de Turismo, en un nuevo escándalo que salpica al Gobierno de Dilma Rousseff. Entre los arrestados se encuentra el viceministro de ese despacho, Frederico Silva da Costa, a quien se le acusa de desviación de fondos públicos.

En el operativo, que fue bautizado como 'Voucher', participaron cerca de 200 efectivos que fueron desplegados en diferentes ciudades. En Brasilia fueron detenidos 20 implicados, doce en Sao Paulo y seis en el estado de Amapá (norte). La Policía Federal se incautó además 664.000 reales (285.809 euros) en dos registros en Sao Paulo.

Además de Silva da Costa, también fueron detenidos el secretario nacional de Desarrollo de Programas de Turismo, Colbert Martins; el exsecretario ejecutivo de ese ministerio y expresidente de Embratur, Mário Moyses; y varios empresarios, directores y funcionarios del Instituto Brasileño de Desarrollo de Infraestructura Sustentable (Ibrasi), informa la agencia oficial Brasil.

Después de iniciada la operación, Rousseff citó con carácter de urgencia al ministro de Turismo, Pedro Novais, para que aclare lo ocurrido y rinda cuentas sobre este nuevo escándalo de corrupción que ha empañado el Gobierno de izquierdas que asumió el poder el pasado 1 de enero.

El pasado fin de semana dimitió el secretario ejecutivo del Ministerio de Agricultura, Milton Ortolan, tras haber sido acusado por la revista 'Veja' de otorgar contratos de manera irregular. Pero además el titular de esa cartera, Wagner Rossi, ha sido acusado de favorecer a familiares de líderes del Partido del Movimiento Democrático Brasileño (PMDB), que hace coalición con el gobernante Partido de los Trabajadores (PT), según denuncia el diario 'Folha de Sao Paulo'.

IRREGULARIDADES

Las denuncias de corrupción están relacionadas con un contrato suscrito entre el Ibrasi y el Ministerio de Turismo para entrenar profesionales en Amapá. Investigaciones de la Policía Federal revelan que el instituto no tenía capacidad financiera para poner en marcha en ese convenio, sin embargo, se realizó el pago de manera anticipada, según desvela el diario local 'O Globo' en su página de Internet.

En un reportaje publicado el pasado mes, 'O Globo' denunció que el viceministro Silva da Costa era uno de los responsables de la contratación de los servicios del Instituto Brasileño de Alojamiento, una ONG que también se encargaba de adiestrar a profesionales del turismo y que era dirigida por el empresario César Gonzalves, quien fue destituido hace tres años de Brasiliatur --empresa estatal que gestiona actividades de turismo con el gobierno de la capital-- por haber desviado unos 52 millones de reales (22 millones de euro).