Actualizado 17/12/2013 21:05 CET

EEUU le dice a Brasil que las acusaciones sobre espionaje están distorsionadas

Susan Rice, jefa del Consejo de Seguridad Nacional de EEUU
Foto: REUTERS

BRASILIA, 12 Sep. (EUROPA PRESS) -

   La principal asesora de seguridad de la Casa Blanca, Susan Rice, ha declarado que considera "legítimas" las preocupaciones y el recelo del Gobierno de Brasil ante las revelaciones de supuesto espionaje, pero ha resaltado que algunas de las actividades de la Agencia de Seguridad Nacional (NSA) estadounidense que han salido a la luz han sido distorsionadas.

   El pasado miércoles, el ministro de Exteriores de Brasil, Luiz Alberto Figueiredo, se reunió con Rice con el fin de obtener una respuesta más contundente por parte del Gobierno estadounidense. Sin embargo, más allá de prometer trabajar conjuntamente con las autoridades brasileñas para esclarecer los hechos, poco o nada más ha sacado la delegación brasileña de su vista a Washington.

   Figueiredo tenía previsto viajar a Nueva York, pero decidió permanecer en la capital estadounidense después de que se cancelará su tren. La Embajada de Brasil ha informado, según ha recogido el diario 'O Globo', que el ministro retomará las conversaciones sobre el asunto del espionaje con miembro del gabinete de Obama, aunque no se han especificado más detalles.

   En los últimos dos meses, diversos documentos filtrados por el exanalista de la NSA Edward Snowden fueron divulgados por algunos medios brasileños. En ellos se apuntaba una intensa actividad de espionaje de los Servicios de Inteligencia de Estados Unidos sobre Brasil, al menos desde 1990, aunque también se habrían controlado los movimientos de la actual mandataria, Dilma Rousseff.

   Las reivindicaciones del Gobierno de Brasil consisten en una rectificación y disculpa pública de Barack Obama, así como una exposición de todos aquellos objetivos que fueron blanco de las escuchas ilegales de sus servicios de Inteligencia, las cuales fueron rechazadas por Estados Unidos hace unas dos semanas.