Publicado 20/03/2024 07:22

Brasil.- El equipo legal de Bolsonaro considera "precipitada" la acusación de falsificación del informe de vacunación

Archivo - El expresidente de Brasil Jair Bolsonaro
Archivo - El expresidente de Brasil Jair Bolsonaro - Tania Regio/Agencia Brazil/Dpa - Archivo

MADRID, 20 Mar. (EUROPA PRESS) -

El equipo legal del expresidente de Brasil Jair Bolsonaro ha considerado "precipitada" la acusación de la Policía Federal contra el exmandatario y otras 16 personas por su supuesta implicación con una trama de falsificación de los registros oficiales de vacunación frente a la COVID-19.

"La decisión de la autoridad policial en este caso parece precipitada, al menos en relación con el expresidente, ya que no existe sospecha fundada y objetiva sobre su participación o autoría de los delitos investigados", reza un comunicado compartido por el abogado de Bolsonaro, Fabio Wajngarten, a través de su perfil en la red social X, anteriormente conocida como Twitter.

Los investigadores han constatado que la red falsificó los registros de al menos siete personas, entre ellas el propio Bolsonaro, que siempre se había mostrado reacio en público a vacunarse e incluso agitó sin pruebas teorías de la conspiración. En el caso del entonces presidente, la modificación se realizó pocos días antes de que viajase en diciembre de 2022 a Estados Unidos, país que exigía una prueba de vacunación.

La defensa ha hecho hincapié en que "es público y mundialmente conocido" que Bolsonaro "por convicciones personales nunca utilizó ningún inmunizador contra el COVID-19, a pesar de haber comprado y puesto a disposición de todos los ciudadanos brasileños millones de dosis".

Wajngarten ha señalado que no se le solicitó ningún certificado de vacunación al ingresar en territorio estadounidense, "ya que como presidente estaba exento de tal requisito". Además, al salir del país, en marzo de 2023, se realizó una prueba PCR para regresar a Brasil.

Además, ha barajado la posibilidad de que "alguien" modificara los informes de vacunación por "iniciativa propia", sin que constara para el expresidente y su hija. "Queda claro que nunca determinaron ellos mismos la solicitud de esta medida, ilícita, tomada bajo sus nombres", ha indicado.

"El expresidente nunca ha sabido que alguno de sus asesores hubiera creado certificados de vacunación con contenido ideológicamente falso. Las razones bastantes superficiales dadas por la Policía Federal ignoran que no había razón ni efectividad en falsificar los certificados de vacunación", ha relatado.

En este sentido, ha explicado que el expresidente no necesitaba este tipo de documento y que su hija, que en ese momento tenía doce años, estaba exenta al ser menor de edad. "Si por las razones expuestas, (ambos) estaban exentos, resulta ineludible la pregunta de cuál sería la razón para que se sumaran a una empresa clandestina y criminal", ha cuestionado.

"No está de más señalar que, si hipotéticamente el expresidente, conocido mundialmente por su postura de no utilizar inmunizantes, presentara un certificado de vacunación en cualquier puesto migratorio, sería inmediatamente descalificado públicamente por la postura que ha tenido siempre sobre este tema", ha aseverado.

Contador