Publicado 15/12/2021 22:04CET

Brasil.- Fiscales brasileños solicitan al Estado destinar 9.700 millones de euros a las víctimas del coronavirus

Jair Bolsonaro
Jair Bolsonaro - ANDRESSA ANHOLETE

MADRID, 15 Dic. (EUROPA PRESS) -

Un grupo de fiscales de Brasil han enviado este miércoles una petición para que el Estado invierta 62.500 millones de reales (unos 9.700 millones de euros) en reparar a las víctimas del coronavirus, ya sea a las familias de las víctimas de quienes fallecieron, como aquellas personas que quedaron con secuelas graves.

En la demanda, presentada por cinco fiscales federales, también se solicita al Gobierno de Brasil que emita una declaración oficial de disculpas a las familias de las víctimas, así como a reconocer su responsabilidad por las acciones y políticas llevadas a cabo durante la gestión de la pandemia.

"La responsabilidad de la Unión no recae directamente en las vidas y la salud perdidas, pero si en la posibilidad de que esas personas no se contagiaran y, por tanto, a no sufrir los agravios propios de la enfermedad", señala el documento presentado por los fiscales Luciana Loureiro Oliveira, Ana Carolina Alves Araújo, Felipe Fritz Braga, Melina Castro Montoya e Mário Alves Medeiros.

A su vez, la demanda destaca que la "aparente insensibilidad" del presidente, Jair Bolsonaro, a lo largo de toda la crisis sanitaria, así como de otros funcionarios del Gobierno, como "quedó de manifiesto en varias de sus declaraciones", cuenta el diario 'O Globo'.

A esta "aparente insensibilidad" del presidente Bolsonaro se suma su "falta de empatía hacia el pueblo al que representa", lo que califica, "todavía más negativamente", su conducta, "en función de su especial posición de líder máximo de una nación", señalan estos fiscales, que le reprochan, entre otras cosas, no haber recordado a las víctimas, fallecidos, o solidarizándose con los afectados.

"Al contrario, el presidente Jair Bolsonaro, líder máximo de la nación, en diversas ocasiones se burló y dudó del número de fallecimientos, llamó "maricas" a aquellos que se preocupaban con respecto al virus y con las nefastas consecuencias que tiene para la población", recuerdan.

Por ello, solicita que las familias de los muertos por coronavirus sean indemnizadas con al menos 100.000 reales (15.500 euros), mientras que aquellos que quedaron con graves secuelas se les dé una reparación de 50.000 reales (7.700 euros).

A su vez, mil millones de reales (155.400 euros) deberán ir destinados a un fondo del Estado para reparar el daño moral colectivo causado a la población brasileña durante la crisis sanitaria, a través de la financiación obligatoria de acciones programas y proyectos de desarrollo científico.

Entre las malas conductas del Gobierno, los fiscales enumeran "la lenta" puesta en marcha del plan de vacunación, lo que provocó más pérdida de vidas humanas y la preferencia por opciones "ilegales y anticientíficas" para inmunizar a la población a través de lo que Bolsonaro llamó el "tratamiento precoz", como la cloroquina.

Desde el inicio de la crisis sanitaria, Bolsonaro ha puesto en duda el alcance que la pandemia podría tener en la población, negándose a adoptar medidas para evitar más contagios de una enfermedad a la que, de manera muy desafortunada, calificó como una "gripecita".

Brasil es así uno de los países más golpeados por la pandemia, con más de 22,1 millones de casos acumulados y cerca de 617.000 fallecidos.