Publicado 17/08/2021 17:25CET

Brasil.- La Fiscalía abre una investigación preliminar contra Bolsonaro por sus ataques a las urnas electrónicas

Jair Bolsonaro
Jair Bolsonaro - Isac Nobrega/Palacio Planalto/dp / DPA

MADRID, 17 Ago. (EUROPA PRESS) -

La Fiscalía General de Brasil ha abierto una investigación preliminar contra el presidente, Jair Bolsonaro, para dilucidar si sus ataques contra el sistema de votación electrónico constituyen un delito.

El fiscal general, Augusto Aras, se lo ha hecho saber al Tribunal Supremo, que semanas atrás, a través de la magistrada Carmen Lucía Antunes, ya había solicitado una investigación en este sentido por las declaraciones que el presidente Bolsonaro realizó en uno de sus últimos directos de la red social Facebook.

En aquella ocasión, Bolsonaro volvió a arremeter contra las urnas electrónicas, aunque en esta ocasión reconoció que no tenía pruebas para basar sus acusaciones, pero sí "fuertes indicios" para creer que este sistema sería responsable de un próximo fraude electoral en las presidenciales de 2022, en las que, según los sondeos, saldría derrotado en primera vuelta ante una hipotética candidatura del expresidente Luiz Inácio Lula da Silva.

De acuerdo con Antunes, las palabras de Bolsonaro pueden constituir una serie de delitos, entre ellos algunos de índole electoral, o por utilización ilegal de bienes públicos y atentado contra la independencia de los poderes del Estado.

La demanda de la magistrada se produjo tras la presentación de una queja del Partido de los Trabajadores (PT), que ahora será archivada, pues la Fiscalía ya ha abierto una investigación preliminar, informa la red Globo.

No es la primera investigación contra el presidente Bolsonaro por sus ataques al sistema de votación brasileño, pues semanas atrás el Tribunal Supremo y el Tribunal Superior Electoral (TSE) abrieron también respectivas causas.

Coincidiendo con la restauración de los derechos políticos de Lula da Silva, Bolsonaro ha aumentando los ataques en su particular cruzada contra el sistema electrónico de votación, con enmienda constitucional de por medio para lograr el voto.

Sin embargo, el Congreso tumbó la propuesta, generando así nuevas críticas y ataques de Bolsonaro, quien acusó a los parlamentarios brasileños de haber sido presionados por el presidente del TSE, Luis Barroso, para votar en contra, llegando incluso a amenazar con no celebrar las elecciones previstas para octubre de 2022.