Publicado 15/06/2020 14:30CET

Brasil.- La Fiscalía investiga el disparo de fuegos artificiales contra el Supremo en una manifestación pro Bolsonaro

El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro
El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro - Marcos Corrêa/Palacio Planalto/ DPA

MADRID, 15 Jun. (EUROPA PRESS) -

La Procuraduría General de la República (PGR) de Brasil ha abierto una investigación por el disparo de fuegos artificiales contra el Tribunal Supremo Federal (STF) en el marco de una manifestación de apoyo al presidente del país, Jair Bolsonaro, que tuvo lugar el sábado por la noche en Brasilia.

Una treintena de simpatizantes de Bolsonaro pertenecientes al llamado grupo de 'Los 300 de Brasil' lanzó fuegos artificiales en dirección al STF al grito de "prepárense, bandidos del Supremo". Un día antes, habían sido desalojados de la explanada del Palacio de Planalto, residencia oficial del presidente del país.

El presidente del STF, Dias Toffoli, además de condenar el hecho, solicitó formalmente la apertura de una investigación contra Renan da Silva Sena y los demás implicados por "ataques y amenazas al STF y al Estado Democrático de Derecho (...), incluso por eventual organización criminal", según informa el portal de noticias G1.

Da Silva Sena sería el narrador del vídeo que se ha difundido por redes sociales con el lanzamiento de los fuegos artificiales. Fue detenido el domingo por la tarde por calumnias e injurias por sus insultos hacia el STF y el Congreso, pero fue liberado en horas de la noche tras comprometerse a comparecer ante la autoridad judicial.

Según 'Correio Braziliense', Da Silva Sena negó que hubiera amenazado a las instituciones pero confirmó que es la voz en 'off'. "Dije lo que pensaba, (...) que estamos en una dictadura comunista", declaró.

Esta nueva pesquisa se enmarca en el pulso constante entre el Gobierno de Bolsonaro y el Poder Judicial, que le obligó a difundir un vídeo sobre un consejo de ministros, le ha ordenado difundir los datos completos del balance de víctimas del coronavirus en el país e investiga a su entorno por la difusión de noticias falsas.