Actualizado 08/10/2006 09:57 CET

Brasil.- Las Fuerzas Aéreas de Brasil han recuperado más de 100 cadáveres del aparato siniestrado en la selva amazónica

SAO PAULO, 8 Oct. (EP/AP) -

Efectivos de las Fuerza Aéreas brasileñas han recuperado ya más de 100 cadáveres del punto donde ocurrió la peor tragedia aérea en la historia de Brasil, mientras que los pilotos estadounidenses implicados en el caso seguían retenidos en el país para que apoyen la investigación.

En el lugar del desastre, en una zona de la selva amazónica, fueron retirados el sábado otros 18 cadáveres. Según las autoridades, en el percance murieron los 154 ocupantes del avión Boeing 737-800 de la empresa Gol Airlines que se vino abajo tras chocar en vuelo con un jet ejecutivo el 29 de septiembre.

Un total de 117 cadáveres han sido recuperados desde que fueron encontrados los restos del aparato en una región selvática densa un día después del incidente. Más de 60 cuerpos han sido ya identificados.

Un centenar de soldados trabaja en el lugar, según indicaron las Fuerzas Aéreas brasileñas. Las autoridades concentran la investigación en el jet ejecutivo Embraer Legacy 600, que era conducido por los pilotos estadounidense Joseph Lepore y Jan Paladino, ambos del estado de Nueva York.

Al citar investigaciones preliminares, las autoridades sugirieron recientemente que los pilotos podrían haber desactivado el aparato conocido como 'transponder', que es el que permite la localización de la aeronave.

El Legacy desapareció del radar y el aparente error de su sistema anticolisión sugirió, de acuerdo a autoridades locales, que el transponder del jet estaba desactivado o averiado. Los pilotos han negado la desactivación del aparato e insisten en que no incurrieron en ningún error.

Por su parte, el ministro brasileño de Defensa, Waldir Pires, reiteró el sábado que los controladores aéreos de Brasil no cometieron ninguna irregularidad que pudiera haber causado la tragedia.