Publicado 15/12/2021 23:17CET

Brasil.- Geraldo Alckmin deja el PSDB y refuerza la tesis de una posible unión con Lula para las presidenciales de 2022

Geraldo Alckmin
Geraldo Alckmin - PAULO LOPES / ZUMA PRESS / CONTACTOPHOTO

MADRID, 15 Dic. (EUROPA PRESS) -

El exgobernador del estado de Sao Paulo, Geraldo Alckmin, ha anunciado este miércoles su salida del Partido de la Social Democracia Brasileña (PSDB), reforzando así los rumores que le sitúan como posible 'número dos' en la hipotética candidatura del expresidente Luiz Inácio Lula da Silva para las elecciones de 2022.

"Es una nueva etapa. Es tiempo de cambio", ha escrito Alckmin en su perfil de Twitter, desde donde ha agradecido a todos sus compañeros por el tiempo compartido durante esos más de treinta años de afiliación del PSDB

"Intenté dar lo mejor de mi. Un soldado siempre preparado para pelear la buena batalla con entusiasmo y lealtad. Ahora, ha llegado el momento de la despedida. Hora de trazar un nuevo camino", ha señalado Alckmin, presidente del partido que acaba de dejar entre 2017 y 2019.

"Ha valido la pena cada obstáculo vencido, cada momento vivido, cada conquista realizada. En breve anunciaré mis próximos pasos", ha adelantado el exgobernador de Sao Paulo, quien hace un par de semanas mantuvo un encuentro con Lula da Silva, tal y como el propio expresidente brasileño confirmó.

La noticia de la salida de Alckmin ya fue adelantada en mayo por algunos medios de comunicación brasileños, después de la entrada en el PSDB del vicegobernador de Sao Paulo, Rodrigo García, quien dejó el muy conservador Demócratas de cara a postularse como nuevo responsable del estado paulista a petición del actual, Joao Doria, que aspira a ser candidato del partido en las presidenciales.

A la espera de confirmación, los medios brasileños especulan con la entrada de Alckmin en el Partido Socialista Brasileño (PSB), desde donde sería propuesto para ser el vicepresidente de Lula da Silva, una estrategia que desde algunos sectores de la izquierda ven con buenos ojos de cara a una coalición lo más amplia posible, incluyendo partidos de centro derecha, para derrotar al presidente, Jair Bolsonaro.

"Cuando fui presidente tuve una extraordinaria relación con Alckmin (...) "nosotros estamos conversando", dijo Bolsonaro en una reciente entrevista en la que calificó como "responsable" la gestión de quien estuvo al frente del estado de Sao Paulo entre 2011 y 2018, después de que intentara sin éxito ser presidente en 2006.