Brasil.- El Gobierno de Brasil considera que la ejecución de Saddam Hussein no contribuye a la pacificación de Irak

Actualizado 29/12/2006 21:44:30 CET

BRASILIA, 29 Dic. (EUROPA PRESS) -

El ministerio de Asuntos Exteriores de Brasil mostró hoy su repulsa a la ejecución del ex dictador iraquí, Sadam Husein, ya que se opone, por principio constitucional, a la pena de muerte. Además en un comunicado emitido hoy la cartera de la diplomacia brasileña señaló que la ejecución de Husein no contribuirá en nada a la pacificación del país.

"En este momento, particularmente difícil por el que pasa Irak, cualquier solución para la coyuntura del conflicto y la violencia debe emanar del diálogo", dijo el ministerio de Asuntos Exteriores de Brasil en un comunicado.

El régimen "impuesto por el ex presidente Sadam Husein fue, sin duda, marcado por seguidos actos de violencia contra la población de su país y el brutal cercenamiento de las libertades", agregó el citado ministerio.

Brasil "es contrario a la pena de muerte, vetada por la constitución federal... Además no cree que la ejecución de la sentencia contribuya para la pacificación de Irak", informó.

El ministerio de Exteriores brasileño no se pronunció, sin embargo sobre si es favorable a la conmutación de la pena capital.

La corte de apelaciones de Irak confirmó el pasado 26 de diciembre la sentencia a muerte de Husein, en una pena que podría cumplirse incluso antes de mañana, sábado.