Actualizado 12/06/2007 19:28:35 +00:00 CET

Brasil.- El Gobierno brasileño anuncia medidas tributarias para reducir los efectos de la revalorización del real

BRASILIA, 12 Jun. (EP/AP) -

El Gobierno de Brasil anunció hoy nuevas medidas económicas para reducir los efectos de la revalorización de su moneda, el real, entre las que figuran millonarias líneas de crédito y algunas reducciones tributarias para sectores industriales golpeados por el fortalecimiento de la moneda frente al dólar estadounidense.

En una conferencia de prensa conjunta en el Ministerio de Hacienda, el titular de esa cartera, Guido Mantega, junto al ministro de Comercio Exterior, Miguel Jorge y el presidente del estatal Banco Nacional de Desarrollo Económico y Social (BNDES), Luciano Coutinho, anunciaron las medidas dirigidas al sector de textiles, confecciones, calzados, muebles y electrónico, entre las más afectadas por la revalorización del real ante la divisa estadounidense.

Entre las medidas están las líneas de crédito del BNDES por un total de 3.000 millones de reales (1.160 millones de euros) para empresas con ingresos anuales de hasta 300 millones de reales (116 millones de euros). Los préstamos tendrán tasas de interés de 8,5 por ciento anual.

Sólo en lo que va de este año el real ha ganado valor 10 por ciento frente al dólar, después de repuntar casi 9 por ciento ante la divisa estadounidense en el año 2006.

También aprobaron las excepciones tributarias en la compra de insumos y bienes de capital para aquellas empresas que exporten 60 por ciento de su producción.

Se estima que las medidas beneficien a unas 4.300 empresas y el Gobierno garantiza su estabilidad porque las regulaciones están ajustadas a las normas de la Organización Mundial de Comercio (OMC), aunque esto representará una disminución de ingresos por tributos de unos 600 millones de reales anuales (unos 232 millones de euros).

Mantega aclaró que estas medidas "no anulan, no excluyen que en el futuro próximo puedan tomarse medidas" adicionales. "No se trata de proteger la ineficiencia", dijo por su parte el ministro Miguel Jorge, sino de "ofrecer una alternativa" para que las empresas puedan hacer sus planes de inversión y capacitación de personal, entre otros.

Las medidas "abren una ventana para que las empresas que están bajo presión por la taza de cambio (...) ganen un aire", aseguró el titular del BNDES.