Brasil.- El Gobierno brasileño, dispuesto a intermediar entre Perú y Venezuela para restablecer "el buen diálogo"

Actualizado 07/06/2006 23:48:00 CET

BRASILIA, 7 Jun. (EP/AP) -

El Gobierno brasileño está dispuesto a, si le fuera solicitado", intermediar entre Perú y Venezuela para restablecer "el buen diálogo" entre ambos países, según informó hoy el asesor de asuntos internacionales de Luiz Inacio 'Lula' da Silva, Marco Aurelio García.

En declaraciones a los medios de comunicación en el Congreso brasileño, afirmó que el Ejecutivo considera que el "impasse" entre Caracas y Lima no ha pasado de una "guerra verbal con sólo derramamiento de saliva" y que los dos países "sabrán superarla".

El presidente de Venezuela, Hugo Chávez, Toledo y García han desencadenado un intercambio de insultos en las últimas semanas y las relaciones entre los dos países han tocado uno de sus puntos más bajos. Lima retiró a su embajador en Caracas, cuyo Gobierno tomó una decisión similar con su representante en Perú. Incluso, Chávez llegó a afirmar que si García ganaba las elecciones del pasado domingo rompería relaciones con Perú.

No obstante, el asesor de 'Lula' manifestó que ahora corresponde abrir un periodo de espera, ya que destacó que "el presidente electo peruano ya manifestó su deseo de disminuir el tono electoral y trabajar por la integración regional".

Para Marco Aurelio García, el caso de Perú y Venezuela "fue una guerra de palabras... lo máximo que pudo haber habido fue un derramamiento de saliva. Otros países tienen derramamiento de sangre y (a pesar de eso) las personas llegan a acuerdos", afirmó.

"SUFICIENTES PROBLEMAS"

En su opinión, América Latina ya tiene "suficientes problemas para que comencemos a agregar otros". "Estamos intentando contribuir para que esos pequeños problemas, que crean la imagen de que la integración es difícil, no vengan a entorpecer el proceso de unidad", agregó.

Por ello, subrayó que Brasil trabajará igual con un Gobierno de Alan García, como lo hizo con el de Toledo, y lo hubiera hecho en el caso de que el nacionalista Ollanta Humala hubiera ganado las elecciones presidenciales del pasado domingo, lo cual, según destacó, "muestra que la política exterior brasileña no es ideológica".

Finalmente, García anunció que 'Lula' viajará a Lima el próximo 27 de julio para la despedida del actual mandatario, Alejandro Toledo, y que al día siguiente asistirá a la toma de posesión de Alan García como nuevo jefe del Ejecutivo.