Publicado 08/08/2020 17:45CET

Brasil.- HRW acusa a la Policía brasileña de abusos contra la población indígena durante una operación de seguridad

Brasil.- HRW acusa a la Policía brasileña de abusos contra la población indígena
Brasil.- HRW acusa a la Policía brasileña de abusos contra la población indígena - 2020 GETTY IMAGES / ANDRESSA ANHOLETE - Archivo

MADRID, 8 Ago. (EUROPA PRESS) -

La ONG pro Derechos Humanos Human Rights Watch (HRW) ha acusado a la Policía federal de Brasil de cometer un amplio espectro de abusos contra de la población indígena durante una operación iniciada a principios de agosto en respuesta al asalto contra un alto responsable del Gobierno brasileño.

Los fiscales federales han recibido denuncias de presuntos asesinatos de indígenas por parte de la Policía Militar del estado de Amazonas en el contexto de la operación policial en Nova Olinda do Norte, en la región amazónica de Brasil, que comenzó el 4 de agosto.

Los fiscales también han recibido pruebas creíbles de otros abusos, incluido el ingreso a hogares sin una orden judicial, amenazas de muerte y un caso de tortura.

"La Policía Federal debe desplegar agentes de inmediato para investigar las graves denuncias de abusos en la región amazónica", ha declarado Maria Laura Canineu, directora de Human Rights Watch para Brasil.

Los eventos que desembocaron en la operación policial comenzaron el 23 de julio, cuando dos pesqueros privados atracaron a lo largo del río Abacaxis en Nova Olinda do Norte, estado de Amazonas.

Uno de los barcos, llamado 'Arafat', transportaba al secretario de desarrollo social del estado de Amazonas, Saulo Moyses Rezende da Costa. A pesar de que el barco carecía de permiso de navegación, según los residentes, el 'Arafat' siguió su rumbo hacia la comunidad de Terra Preta.

Allí, alguien disparó al barco, provocando una herida leve a Costa. Las autoridades creen que los responsables del ataque fueron narcotraficantes que operan fuera de esa comunidad.

El 3 de agosto, el 'Arafat' y otros dos barcos privados regresaron al río Abacaxis, con unos 10 policías militares estatales encubiertos, para averiguar quién disparó contra Costa, dijeron fiscales federales. En Terra Preta hubo un tiroteo y, según el secretario de seguridad pública del estado, dos agentes murieron y otros dos resultaron heridos.

La consiguiente operación policial, que comenzó un día después con la presencia de unos 50 agentes uniformados, desembocó en abusos denunciados por el pueblo indígena de los munduruku.

Uno de sus representantes informó a la Fiscalía federal que dos hermanos del Territorio Indígena Coatá-Laranjal desaparecieron el 5 de agosto cuando viajaban en canoa por el río Abacaxis hacia Nova Olinda do Norte, según documentación y mensajes de audio grabados revisados por Human Rights Watch.

Los líderes indígenas dijeron que la Policía disparó a los hermanos desde un bote, sin provocación. El cuerpo de uno de ellos fue encontrado flotando en el río, el 6 de agosto.

Los fiscales federales dijeron que han recibido informes no confirmados de que la policía estatal mató a otras cinco personas en Nova Olinda do Norte.

La Secretaría del estado de Amazonas ha confirmado solo una muerte, de un hombre que presuntamente abrió fuego contra los agentes.

"El asesinato y las heridas de los agentes de Policía deben investigarse a fondo, pero esa investigación nunca debe aterrorizar a las comunidades locales y violar sus derechos", ha declarado Canineu.

"La Policía Militar debe respetar la ley, no violarla, y si lo hace, debe rendir cuentas", ha añadido.