Actualizado 25/09/2006 23:31:30 +00:00 CET

Brasil.- Lula responsabiliza al presidente de su partido del último escándalo de corrupción

SAO PAULO, 25 Sep. (EUROPA PRESS) -

El presidente de Brasil, Luis Ignacio 'Lula' da Silva, afirmó hoy que el responsable del último escándalo de corrupción que ha sacudido al Partido de los Trabajadores, en el Gobierno, es su presidente, Ricardo Berzoini, quien eligió el equipo para la campaña de cara a los comicios que se celebrarán el próximo 1 de octubre.

En una entrevista concedida a tres radios de Sao Paulo y de Rio de Janeiro, Lula responsabilizó a Berzoini del escándalo desatado por el intento de adquirir por 860.000 dólares un 'dossier' con acusaciones de corrupción contra el candidato de la oposición al Gobierno del estado de Sao Paulo, José Serra.

Asimismo, Lula, que según las encuestas revalidará su puesto al frente del Ejecutivo en la primera vuelta, afirmó también que los implicados en al compra del presunto dossier son "un banda de locos". Tras la crisis por la tentativa de compra del dossier, Berzoini fue apartado de la coordinación de la campaña para la reelección de Lula, y fue sustituido por Marco Aurelio García.

Según informó el diario 'O Folha', el presidente aseguró que quiere saber el origen del dinero que presuntamente iba a ser usado en la combra del dossier contra Serra. El dinero fue descubierto en una habitación de un hotel, en poder del abogado Gedimar Pereira Passos y el militante del PT Valdebran Padilha, que aseguraron esperar la entrega de los documentos. Lula dijo que también queire conocer quién organizó el esquema y cuál es el contenido del presunto dossier.

Los documentos presuntamente demostrarían la implicación de José Serra, candidato por el Partido Social Demócrata Brasileño (PSDB) en la entrega de ambulancias a una mafia, un caso que tiene bajo sospecha a un total de 80 diputados de diez partidos diferentes.

Tras destaparse el caso, otros nombres ligados al PT comenzaron a relacionarse con el dossier. Este es el caso de Berzoini, quien, aunque cesado como coordinar de la campaña, continúa de momento al frente de la Presidencia del partido de Lula.

El presidente aseguró hoy que no tuvo nada que ver con la "barbaridad" cometida por sus aliados, y consideró que el hecho de que algunas de las personas implicadas en el caso sean cercanos colaboradores suyos es como el del hombre que "descubre que la mujer no era la mujer ideal, pero fueron novios, seis, siete, ocho años, y después descubre que no salió bien", relató. "Eso es parte de la vida", dijo Lula.

"Así es la vida humana. Usted escoge a un compañero para determinada función, en el caso del personal que cuidaba de la 'pseudointeligencia' de mi campaña, no fui yo quien escogí, quien escogió fue el presidente del partido, que era el coordinador de la campaña electoral", agregó Lula en la entrevista, divulgada parcialmente por la cadena radial nacional CBN, y recogida por los medios escritos. "No admito que me equivóqué al escoger mis pares", insistió.