Actualizado 17/12/2013 21:30 CET

22 personas de la favela de Rocinha declaran haber sido torturadas

Favela De Rocinha, En Río De Janeiro
Foto: REUTERS/RICARDO MORAES

SAO PAULO, 5 Oct. (EUROPA PRESS) -

   El comisario de la División de Homicidios de Brasil Rivaldo Barbosa ha señalado que existen testimonios de 22 personas que han declarado haber sufrido torturas a manos de la Unidad Policía Pacificadora (UPP) desde el pasado mes de marzo en la favela de Rocinha, en la Zona Sur de Brasil, en Río de Janeiro.

   Según el comisario, la UPP, unidad que fue creada en Río de Janeiro para combatir el narcotráfico de las favelas, obligó a estas personas a ingerir cera líquida y llegó a inducirlas a la asfixia con bolsas de plástico para que las víctimas revelasen información sobre narcotraficantes y sus escondites para guardar armas y droga.

   Respecto al caso de Amarildo de Souza, un albañil desaparecido en esta favela el pasado mes de julio y que fue visto por última vez cuando iba a ser interrogado por la UPP, Rivaldo ha señalado que, aunque no hay pruebas físicas de las torturas supuestamente perpetradas a la víctima, sí que hay conversaciones telefónicas que revelan que su vida estuvo en manos de miembros de esta unidad especial de la Policía.

   En el caso, por el que diez policías han sido acusados, para Rivaldo hay pruebas evidentes, como la conversación de uno de los funcionarios Marlon Reis Campos, quien en una conversación telefónica le dijo a su novia: "Ellos ya saben lo que pasó, sólo que no tienen con qué demostrarlo".

   Tras meses de presión por parte de la familia, que llevó a cabo la campaña '¿Dónde está Amarildo?, se ha conseguido acusar a los diez miembros de la UPP por la muerte del albañil que, siendo epiléptico, murió después de recibir choques eléctricos y ser asfixiado con bolsa de plástico, según ha mostrado la investigación policial.

   Según el comisario, se han encontrado ocho cuerpos en el estado de Río de Janeiro y se está intentando averiguar si uno de los cuerpos pertenece a Amarildo.

   Otras de las evidencias de que la UPP llegó a perpetrar el crimen es que uno de los oficiales llegó a tener una conversación con el teniente Luiz Felipe de Medeiros sobre un artículo publicado en el diario 'O Globo' y le preguntó si la presunta participación de los miembros de la UPP en el crimen era cierta. Medeiros habría respondido: "90%", según Rivaldo.

   Los diez policías acusados de torturar y asesinar a asistente a Amarildo Souza fueron trasladados a la prisión de la Unidad de Policía Militar en el Benfica, Zona Norte de Río de Janeiro, este sábado por la mañana, después de que se les dictase prisión preventiva.