Actualizado 26/08/2008 2:48:13 +00:00 CET

Brasil.- La ONU afirma que Brasil debe trabajar más para proteger los derechos de los indígenas

BRASILIA, 26 Ago. (Reuters/EP) -

Los indígenas de Brasil deberían tener un mayor control sobre sus comunidades, según afirmó ayer un alto funcionario de Naciones Unidas para asuntos sobre indios, mientras una corte se prepara para decidir sobre el futuro de una reserva india en el norte del país.

James Anaya, relator especial de la ONU en derechos indígenas, declaró que la protección provista por la Constitución brasileña a los indígenas estaba entre las más avanzadas en el mundo pero el Gobierno debería hacer más para asegurar su derecho a la autodeterminación. "Se ha vuelto evidente para mí que con frecuencia los indígenas no controlan sus propias decisiones que afectan sus vidas día a día y sus tierras, incluso cuando estas se han demarcado y registrado oficialmente", indicó en una conferencia de prensa en Brasil.

Entre los 185 millones de personas que habitan Brasil, hay unos 750.000 indígenas. Sus tierras representan un 12 por ciento del territorio brasileño. Se espera que la Corte Suprema decida el miércoles si anula la conservación indígena creada hace tres años por el presidente, Luiz Inácio Lula da Silva, en el norteño estado de Roraima.

Grandes terratenientes y compañías agropecuarias y mineras se han enfrentado durante mucho a los indígenas, quejándose que las reservas creadas por el Gobierno para protegerlos están bloqueando el progreso. En el caso de Roraima, la disputa comenzó en abril cuando la policía intentó desalojar a productores de arroz de tierras indígenas. Los granjeros, quienes reclaman la misma tierra, se resistieron bloqueando rutas, cortando puentes y contratando pistoleros.

Diez indígenas resultaron heridos en un tiroteo en mayo y un líder granjero fue arrestado. Amaya también condenó las actitudes "paternalistas" de agencias gubernamentales y organizaciones no gubernamentales, las cuales impidieron a los indígenas decidir sobre sus propias prioridades y manejar los programas que intentan beneficiarlos. "Observé una escasez e ineficiencia en el uso de los recursos destinados a programas muy necesarios para los indígenas", sentenció.