Publicado 22/11/2021 14:09CET

Brasil.- El PRTB tienta a Bolsonaro a la espera de que se solucione su entrada en el Partido Liberal

HANDOUT - 18 November 2021, Qatar, Doha: Jair Bolsonaro (C), president of Brazil, thanks representatives of the government of Qatar before his departure for Brazil. The Brazilian leader visited Qatar, Bahrain and the United Arab Emirates. Photo: Alan Sant
HANDOUT - 18 November 2021, Qatar, Doha: Jair Bolsonaro (C), president of Brazil, thanks representatives of the government of Qatar before his departure for Brazil. The Brazilian leader visited Qatar, Bahrain and the United Arab Emirates. Photo: Alan Sant - Alan Santos/Palacio Planalto/dpa

MADRID, 22 Nov. (EUROPA PRESS) -

La líder del Partido Renovador Laborista Brasileño (PRTB), Aldinéa Fidelix, ha vuelto a reafirmar su invitación al presidente, Jair Bolsonaro, para que concurra bajo estas siglas a las presidenciales de octubre de 2022, en un momento en el que su inminente entrada en el Partido Liberal ha quedado en suspenso debido a las diferencias dentro del seno de la formación.

"La invitación al presidente está hecha, pero aquí hay reglas", ha dicho Fidelix, quien cree todavía que "Bolsonaro puede cambiar todo hasta el último minuto", por lo que en esta ocasión, ha dicho, no les cogerán "desprevenidos", después de que en abril ya intentarán sin éxito abrigarle dentro del partido.

A pesar de esta retórica, "el PRTB no es un partido de alquiler", la líder del PRTB, sin representación ahora mismo en el Congreso, está dispuesta a dejar a Bolsonaro que elija al 90 por ciento de los aspirantes del partido al Senado y también por lo menos al 70 por ciento de los candidatos a gobernadores.

Fidelix, que aspira con Bolsonaro a lograr mayor financiación estatal con el aumento de electores en las presidenciales de octubre del año próximo, ha asegurado en una entrevista para 'O Globo', que a pesar de todo el presidente brasileño no tendría el control de más del 50 por ciento de la formación.

Las aspiraciones del PRTB datan de la campaña electoral de 2018, cuando Bolsonaro, por entonces aspirante del Partido Social Liberal (PSL), cogió a todos por sorpresa solicitándoles la autorización para contar con Hamilton Mourao como vicepresidente de su candidatura al Palacio del Planalto.

A pesar del visto bueno a lo de Mourao y a los continuos guiños del PRTB para ser "socios de poder" en la actual administración, la formación se quedo no solo sin representación en el Congreso brasileño, sino también sin representación de ningún tipo, salvo la Vicepresidencia.

La semana pasada la que parecía más que asegurada entrada de Bolsonaro en el PL, tras meses de negociaciones con varias formaciones políticas para poder presentarse a las reelección en 2022, se vio interrumpida a la espera de que las diferentes facciones del partido acuerden una serie de mínimos para acoger al presidente.

Bolsonaro, cuya presentación oficial bajo las siglas del PL estaba prevista para este lunes 22 de noviembre, ha estado sin partido desde prácticamente el inicio de su administración, cuando rompió en 2019 con el PSL.

Desde entonces ha intentado sin éxito formar Alianza por Brasil, sin lograr recoger las firmas necesarias para que pudiera ser inscrito, o negociar su entrada en otras fuerzas, encontrando el recelo dentro de muchas de ellas, sabedoras de la estela de inestabilidad y disputas internas que suele dejar Bolsonaro tras su paso por la casi decena de partidos en los que ha estado.

Contador