Actualizado 23/02/2015 20:02 CET

Brasil "resbaló" en el control de las cuentas públicas, admite el ministro de Economía

El ministro de Brasil, Joaquim Levy
Foto: REUTERS

RÍO DE JANEIRO, 23 Feb. (Notimérica) -

   El ministro de Economía y Hacienda de Brasil, Joaquim Levy, ha reconocido que Brasil "resbaló" en el control de las cuentas públicas, pero que el sentido de responsabilidad fiscal y las medidas de ajuste han venido para quedarse.

   En un evento ante empresarios en la Cámara de Comercio Brasil-Francia de São Paulo, Levy ha querido lanzar un mensaje de tranquilidad asegurando que no hay nada "problemático" en la economía brasileña y que el país está en condiciones de competir "mejor que el año pasado".

   Sin embargo, el Banco Central ha divulgado este mismo lunes su boletín financiero con las previsiones para este año y prevé que la economía se encoja un 0,5%, lo que de confirmarse sería el mayor retroceso en dos décadas.

   En cualquier caso, Levy ha insistido una vez más en la necesidad de hacer ajustes en los gastos sociales, porque en 2014 hubo un déficit fiscal del 7%, lo que en su opinión "no es muy sostenible".

   Por eso, ha dicho que el Gobierno acabará con los incentivos fiscales que acaban afectando a la economía sin generar empleos y competitividad. Aunque apenas ha concretado, ha dicho que hay que hacer reformas estructurales significativas, sobre todo en lo referente a las "distorsiones" que se producen en ámbitos como el seguro por desempleo y las pensiones.

   Además, ha avisado a los empresarios de que habrá que ser creativos a la hora de financiarse, porque buena parte de la deuda pública --casi 500.000 millones de reales, más de 174.000 millones de dólares-- la ha causado el Banco Nacional del Desarrollo Económico y Social: "Su actuación fue importante, pero tendremos que tener alternativas para eso", ha avanzado.

   El ministro también se ha referido a la grave crisis hídrica que afecta al país y que de paso ha generado una crisis energética, y ha elogiado las medidas "valientes" de Dilma Rousseff, que ha optado por subir las facturas de la luz, aportando seguridad al sector eléctrico, ha dicho Levy.