Actualizado 27/11/2010 19:23 CET

Brasil.- Río, en tensa calma tras el ultimátum de la Policía a los narcotraficantes

BRASILIA, 27 Nov. (EUROPA PRESS) -

Río de Janeiro se encuentra sumida en una tensa calma tras varias jornadas de enfrentamientos a gran escala entre narcotraficantes y Policía, que se han cobrado hasta ahora las vidas de 46 personas. Las fuerzas de seguridad brasileñas tienen puesto ahora su objetivo en la barriada del Alemán, y han emitido hoy un ultimátum a los narcos para que depongan las armas y se entregen, o de lo contrario se enfrentarán a un ataque militar inminente.

El portavoz policial, Mario Sergio Duarte, ha asegurado que las fuerzas de seguridad "no rectificarán su decisión de hacer que la calma regrese a Río", y advirtió de que la Policía "está a punto de alcanzar a los traficantes" que se esconden en el complejo de favelas de Alemao. "Así que quien quiera que desee entregarse, que lo haga ahora", apostilló en declaraciones recogidas por TV Record.

Un grupo de 800 hombres de la Brigada Paracaidista Militar ha sido designado para controlar todos los accesos a la favela de Vila Cruzeiro y al Complejo del Alemán, un conjunto de barriadas pobres del norte de Río, donde estarían escondidos narcotraficantes del Comando Vermelho (Comando Rojo).

Ayer, helicópteros de la Fuerza Aérea Brasileña se incorporaban a los operativos contra los cárteles de la droga que han sembrado el pánico en algunas favelas de Río de Janeiro, mientras varios tanques y miles de oficiales continúan desplegados en las barriadas.

Los helicópteros --dos del Ejército y uno de la Policía-- han sido vistos también en las conocidas playas de Copacabana, una de las zonas más turísticas de Brasil, informó el diario local 'O Globo'.