Brasil.- Rousseff apoya las iniciativas privadas pero apuesta por aumentar el rol de las empresas estatales

Actualizado 21/09/2010 22:44:16 CET
Dilma Rousseff, candidata a la Presidencia de Brasil.
EP/ROOSEWELT PINHEIRO/ABR

BRASILIA, 21 Sep. (Reuters/EP) -

Dilma Rousseff, favorita para las elecciones presidenciales de Brasil, afirmó este martes que su gobierno apoyará la iniciativa privada, pero aclaró que mantiene su propuesta de elevar el rol de las empresas estatales en algunos sectores clave de la economía.

Rousseff, abanderada del gobernante Partido de los Trabajadores (PT) y ex jefa de Gabinete del presidente Luiz Inácio Lula da Silva, lidera los sondeos de intención de voto por un amplio margen y parece encaminada a ganar holgadamente las elecciones del 3 de octubre.

La candidata propone continuar con la política macroeconómica actual, mayormente amistosa al mercado, pero también apunta a aumentar el papel de las empresas estatales en industrias como la de energía.

Algunos inversores temen que una mayor participación del Estado pueda marginar al sector privado y deteriorar el gasto público. "Creemos en la fuerza de la iniciativa privada en Brasil", indicó Rousseff en entrevista a la cadena TV Globo.

"Pero no creemos que el Estado no necesite estar presente para crear condiciones de inversión", sostuvo la candidata, citando la importancia del estatal Banco Nacional de Desarrollo Económico y Social (BNDES) en la entrega de créditos a largo plazo y bajo costo para financiar el crecimiento económico.

En un eventual Gobierno de Rousseff será de vital importancia la reorientación de la estructura impositiva citada por empresarios como un obstáculo para los negocios. "Voy a hacer una reforma tributaria. Tendré que hacerla una prioridad", declaró.

La protegida de Lula manifestó que favorece recortes tributarios sobre impuestos a la renta y la inversión y niveles impositivos igualitarios entre los estados del país.

El gasto gubernamental ha subido con fuerza antes de las elecciones, lo que ha aumentado las preocupaciones de los inversores. En los 12 meses hasta julio, el superávit presupuestario primario fue equivalente a un 2 por ciento del Producto Interior Bruto (PIB), menos que la meta del 3,3 por ciento.

La abanderada oficialista, de 62 años, ha ampliado su ventaja en los sondeos de opinión sobre su principal rival, el ex gobernador del estado de Sao Paulo José Serra, pese a una intensa cobertura de los medios a escándalos de ética que supuestamente involucran a su partido y a ex asesores de la candidata.