Brasil.- Rousseff se compromete a no despenalizar el aborto si es elegida presidenta

Actualizado 16/10/2010 0:47:29 CET

BRASILIA, 15 Oct. (EUROPA PRESS) -

La candidata del gobernante Partido de los Trabajadores a la segunda vuelta de las elecciones presidenciales en Brasil, Dilma Rousseff, indicó que, en caso de resultar victoriosa, no legalizará el aborto ni emprenderá ningún otro proyecto que "ofenda a la familia".

"Personalmente estoy en contra del aborto y defiendo el mantenimiento de la legislación actual sobre el asunto. Si resulto elegida presidenta no promoveré ninguna iniciativa para reformar puntos de dicha legislación ni de otros temas concernientes a la familia", expresó Rousseff a través de un comunicado divulgado este viernes.

En un paso más, Rousseff subrayó su posicionamiento como defensora del núcleo familiar. "Pretendo impulsar leyes y programas sociales que tengan como foco principal a la familia", prometió la política, al tiempo que enunció algunos de los proyectos implantados durante el Gobierno de Luiz Inácio Lula da Silva, del que ha formado parte como jefa de gabinete y ministra de Energía.

Con estas palabras la candidata del oficialismo se desmarcó de la polémica desatada tras su propuesta de despenalizar el aborto en Brasil, iniciativa que en esta segunda fase de la campaña electoral ha sido utilizada por representantes de las diversas iglesias asentadas en el país como un arma arrojadiza contra Rousseff.

"No podemos permitir que la mentira se convierta en fuente de beneficios electorales para los que no tienen escrúpulos de manipular la fe y la religión tan respetada por todos nosotros", señaló la aspirante presidencial al apuntar que esta "campaña de calumnias" podría estar orquestada por su rival en estos comicios, el candidato del Partido de la Socialdemocracia Brasileña, José Serra.