Los seguidores de Bolsonaro celebran su victoria en las calles de Brasil

Seguidores de Bolsonaro salen a la calle para celebrar su victoria.
REUTERS / STRINGER .
Actualizado 29/10/2018 8:55:10 CET

RÍO DE JANEIRO, 29 Oct. (EUROPA PRESS) -

Miles de brasileños han celebrado este domingo el triunfo del ultraderechista Jair Bolsonaro en la segunda vuelta de las elecciones presidenciales.

En Río de Janeiro no han cesado los fuegos artificiales y los gritos de jolgorio de los seguidores del polémico político. "¡Mito, Mito!", han gritado sus seguidores por las calles de la ciudad carioca, entre los cláxones de los vehículos que celebraban.

En los bares y restaurantes se ha seguido con especial atención el primer discurso como presidente electo del ex capitán del Ejército.

"No podíamos seguir coqueteando con el socialismo, el comunismo, el populismo y el extremismo de izquierda", señaló en un mensaje emitido, como no podía ser de otra forma, por las redes sociales, que han sido la base de su campaña electoral.

Bolsonaro no ha acudido a debate alguno tras haber sido apuñalado durante uno de sus actos de campaña a principios de septiembre. Los médicos, asegura, impidieron que se sentase cara a cara con su rival en las urnas, el izquierdista Fernando Haddad, del Partido de los Trabajadores (PT) del encarcelado ex presidente Luiz Inácio Lula Da Silva (2003-2011), preso por corrupción pasiva y blanqueo de capitales.

"Ustedes serán mis testigos de que este Gobierno será un defensor de la Constitución, de la democracia y la libertad. Es una promesa no de un partido, no es la palabra de un hombre, es un juramento ante Dios", ha apuntado Bolsonaro en su mensaje, mientras en los bares de Río de Janeiro se jaleaba cada una de sus palabras.

El ultraderechista parece haber aglutinado buena parte de los votos de los brasileños hastiados con la violencia, que se cobró 63.880 asesinatos en 2017, y también de los decepcionados por la corrupción del país.

"Ha ganado las elecciones gracias a la incompetencia del PT en el Gobierno del país. Implantó un régimen de corrupción tan intenso que se convirtió en una industria preparada para retener Brasil en sus manos", ha explicado el comerciante Marcos Gonzalves, uno de sus seguidores en Río de Janeiro.

"Bolsonaro va a parar esta sangría de corrupción y va a entregar un país decente, con un rumbo democrático. El PT habla mucho de democracia pero la verdad es que son los más dictadores del país", ha añadido.

Mariana Faria, informática, cree, por su parte, que la propuesta de Bolsonaro de liberalizar la economía es lo que Brasil necesita para salir de la crisis financiera, tras dos años de recesión y otros dos de bajo crecimiento en un país con casi 13 millones de desempleados.

"La economía está en ruinas y Brasil es una potencia regional, con la obligación de hacer grande a América del Sur. La economía brasileña empuja a toda la región. Si nosotros estamos bien, América del Sur y América Central está bien. Si nosotros crecemos, el resto crece. Pero necesitamos una economía bien dirigida, con objetivos bien claros", ha expresado.

La política económica estará a cargo del ultra liberal Paulo Guedes, muy probable ministro de Finanzas en el futuro Gobierno de Bolsonaro. El ultraderechista ha propuesto también medidas contra la violencia, como aumentar las penas contra homicidas y violadores, reducir la edad penal, empoderar a la Policía o legalizar el porte de armas.

Defiende también la familia tradicional. "Bolsonaro dice que no le enseñen sexualidad a los niños. Eso viene después, con los años. No se pueden forzar las cosas. Una minoría ha estado intentando imponer a la mayoría cosas que están contra sus valores", ha explicado Glenio Pires, un empleado en una firma financiera que ha votado a Bolsonaro este domingo.

El candidato es calificado por sus detractores como racista, machista, militarista y homófobo, debido a las polémicas declaraciones que ha vertido durante años en los medios de comunicación.

Ha ganado las elecciones con un 55,1% de los votos. Su rival, Haddad, registró el 44,9% de los sufragios. "No tengan miedo, nosotros vamos a estar aquí", ha dicho el académico izquierdista tras admitir la victoria de Bolsonaro. "Coraje, la vida está llena de coraje", ha añadido.

Bolsonaro deberá gobernar un país muy dividido y con un Congreso muy fragmentado. Tomará posesión como nuevo presidente de Brasil el próximo 1 de enero.

Contador