Publicado 02/10/2020 02:22CET

Brasil.- Un tribunal brasileño suspende los planes de Bolsonaro de revocar la protección de los manglares tropicales

Manglares rodeados de agua
Manglares rodeados de agua - 2019 GETTY IMAGES / JOE RAEDLE - Archivo

MADRID, 2 Oct. (EUROPA PRESS) -

Un tribunal brasileño ha suspendido la medida del Gobierno de Jair Bolsonaro que revocaba las normas de protección de los manglares tropicales y otros ecosistemas costeros frágiles después de que esta fuera duramente criticada por grupos ambientalistas tras su anuncio a principios de esta semana.

El Consejo Nacional de Medioambiente de Brasil (CONAMA), ha votado la revocación de las medidas que clasificaban a estos ecosistemas como "áreas de protección permanente" y que las restringían para el desarrollo de proyectos comerciales.

Tras darse a conocer esta decisión, las ONG y grupos ambientalistas mostraron su preocupación ante la posibilidad de que las grandes áreas de manglares tropicales con las que cuenta Brasil fueran aprovechadas para la construcción de centros turísticos, por lo que presentaron un recurso popular contra el Estado.

La jueza de la Justicia criminal federal en Río de Janeiro, María Amelia Almeida Senos de Carvalho, ha dictaminado que esta medida podría causar un daño "irrevocable" en el medio ambiente, por lo que ha concedido un mandato judicial contra este plan "dado el evidente riesgo de daños irreparables", según recoge la cadena de televisión CNN.

El grupo de abogados que presentó el recurso argumentó que la derogación de las normas de protección violaban el derecho constitucional a un medioambiente "ecológicamente equilibrado".

A esto, el ministro de Medioambiente brasileño, Ricardo Salles, añadió en una entrevista con CNN que su Administración "se preocupa por el medioambiente, por la gente y por el desarrollo económico sostenible", aunque "no se puede crear una legislación tan excesiva que asfixie por completo al sector económico."

Los manglares almacenan grandes cantidades de carbono, ayudan a proteger las costas y proporcionan hábitat para peces y otras especies, por lo que los grupos ecologistas habían calificado la eliminación de su protección como un "delito".

Contador