Publicado 09/09/2021 19:13CET

Brasil.- El tribunal electoral de Brasil acusa a Bolsonaro de colocar al país frente a "la burla y el desprecio mundial"

Jair Bolsonaro.
Jair Bolsonaro. - Andre Borges/dpa

MADRID, 9 Sep. (EUROPA PRESS) -

La máxima autoridad del Tribunal Superior Electoral (TSE) de Brasil, Luís Roberto Barroso, ha respondido este jueves a las últimas diatribas lanzadas este martes por el presidente, Jair Bolsonaro, asegurando que ponen al país ante "la burla y el desprecio mundial".

"Somos víctimas de la burla y el desprecio mundial. Un descrédito mayor que la inflación, el desempleo, la caída de los ingresos, la subida del dólar, la caída de la bolsa, la deforestación de la Amazonia, el número de muertos por la pandemia, que la fuga de cerebros y de inversores", ha expresado Barroso.

"La democracia vive un momento delicado", ha alertado Barroso en respuesta a todos y cada uno de los ataques que el martes Bolsonaro dedicó a las autoridades del Tribunal Supremo y al sistema de votación electrónico, durante la multitudinaria marcha en Brasil en su apoyo, que fue considerada antidemocrática y golpista por parte de la oposición y amplios sectores de las sociedad civil.

"Comienza a ser cansado, aquí en Brasil, tener que negar repetidamente falsedades, para que no seamos dominados por la postverdad, por los hechos alternativos, para que la repetición de la mentira no dé la impresión de que se volvió verdad. Es muy triste el punto al que hemos llegado", ha lamentado.

En su discurso de apertura durante la última sesión del TSE, Barroso ha criticado "la descortesía" y "la falta de compostura" de Bolsonaro, las cuales les "avergüenzan" frente a la comunidad internacional. "La 'marca' Brasil está sufriendo actualmente una devaluación global", ha dicho.

"La falta de compostura nos rebaja ante nosotros mismos. No podemos permitir que la destrucción de las instituciones encubra el fracaso económico, social y moral en el que vivimos", ha aseverado.

Barroso ha puesto los ejemplos de otros países, como Hungría, Polonia, Turquía, Venezuela, o El Salvador, para ejemplificar "la erosión de la democracia" que estaría padeciendo Brasil, donde "la subversión" no se produce por un golpe de Estados, sino "por las manos de presidentes electos".

Bolsonaro encabezó este martes dos movilizaciones, en Brasilia y Sao Paulo, en las aseguró a sus entregados seguidores que no volvería a acatar ninguna decisión del Tribunal Supremo, llamó "canalla" y "opresor" a su presidente, Alexandre de Moraes, amenazó con cerrar el Congreso y atacó al sistema de votación electrónico.

Contador